Daily Archives: 7 octubre, 2017

image_pdfimage_print

La obra del alcalde José Luís Infante : SMAPA

Jose luis Infante (smapa) en Santiago nostagico
En la imagen José Luis Infante, junto al vecino e ingeniero Rafael Emperanza que durante largos años fue Director de SMAPA
Fuente : http://www.facebook.com/santiago nostálgico.

José Luís Infante Larraín copó la vida política democrática comunal a partir del año 1935,puesto que en esa fecha fue electo alcalde de Maipú con sólo 27 años de edad . A partir de ese momento, fue electo en seis oportunidades como Alcalde y en dos oportunidades fue regidor. Despúes del golpe militar el año 1973 fue nombrado alcalde por dos años.
Esa es la razón por la cual, cuando se examinan las obras o hechos importantes que han incidido en el desarrollo de la comuna se encuentra la figura del alcalde José Luís Infante Larraín.
Uno muy importante dice relación con el hecho de la comuna tiene agua propia.

En los eventos meteorológico de la región metropolitana en los cuales muchas comunas han quedado sin suministro de agua potable por parte de la empresa Aguas Andinas ,SMPA (servicio Municipal de Agua Potable) la sanitaria municipal ,ha prestado la tradicional colaboración con el resto de las comunas. Siempre lo ha hecho, para los aluviones, para los terremotos y tantas otras emergencias.

Pero, ¿ cómo se originó SMAPA? . El gestor fue el alcalde José Luís Infante Larraín, un político de derecha, ex ministro de economía del Presidente Gabriel González Videla, alcalde de Maipú por más de 30 años , y propietario de uno de los fundos más importantes de la comuna adquirido por sus antepasados en un remate de tierras a mediados del siglo xix.
Agricultor prominente ,emprendedor e innovador viajaba constantemente a Europa e importaba semillas y métodos de cultivo, admirador de Suiza y la organización de los cantones suizos que gozaban de plena autonomía administrativa y económica: con esa admiración llevó a cabo en Maipú la implementación de servicios municipales autónomos, uno de ellos fue SMAPA.

Antes de que el agua potable se convirtiese en un bien municipal de Maipú , era la Empresa de Aguas de Santiago la encargada de suministrar este servicio, a través de un estanque de 200 metros cúbicos de capacidad, ubicado en Avenida de Los Pajaritos. Conectado por una matriz de cuatro pulgadas que venía desde Santiago, el suministro entregaba agua a la población durante tres horas al día. Situación equivalente sucedía en Cerrillos, donde la Empresa de Santiago llegaba con una matriz hasta el Camino Lo Errázuriz.

Pero finalmente la distribución desde Santiago se cortó, ante lo cual la máxima autoridad de la época, José Luis Infante Larraín, ordenó en 1942 la construcción de un pozo para extraer agua destinada a alimentar la Piscina Municipal. Paralelamente, resolvió construir un pozo en Cerrillos y para el efecto adquirió un terreno de cuatro hectáreas en la intersección del camino a Lonquén con el camino a Melipilla. Hasta ese momento, la población debía ir a buscar el agua en tiestos de toda clase a unas llaves que existían en el puerto aéreo de Cerrillos.

La iniciativa de Infante Larraín no tuvo respiro, pues acto seguido se enfocó en la construcción de la Planta Los Cerrillos, que se terminó en octubre de 1948. Concretada por el ingeniero Horacio Lira.

Por el lado del sector de Cerrillos, el problema del agua potable estaba más o menos resuelto. Prueba de ello es que la zona dio cobijo a una serie de industrias. La consolidación de esta red permitió un desarrollo notable, a tal punto que la plusvalía de los terrenos aumentó considerablemente, con lo que el municipio de Maipú recaudó mayores ingresos por concepto de ventas y arriendos.

Pero en el sector de Pajaritos y sus alrededores, el antiguo y pequeño estanque no lograba satisfacer las necesidades de los vecinos. En virtud de esta carencia, José Luis Infante solicitó ante el Ministerio del Interior el traspaso de las instalaciones pertenecientes a la Empresa de Aguas de Santiago a dominio municipal. Mediante el decreto n° 288 de enero de 1950, se autorizó a la Municipalidad para hacerse cargo de todo el servicio de agua potable de la comuna y se nombró una comisión para tasar los bienes de la empresa. Nacía así la Empresa Municipal de Agua Potable de Maipú, quedando en funciones con sus plantas de Los Pajaritos y Cerrillos.

Banner fondo de medios 2017

Crónica forma parte del proyecto del fondo Medios/radioeme.cl de Ministerio Secretaría General de Gobierno
Derechos Reservados

Círculo de Confianza: Un espacio para dialogar en el aula

fco diaz

Días tras día muchas veces nos preguntamos: ¿Cómo orientar a nuestros alumnos y alumnas en el proceso de enseñanza-aprendizaje tanto en los aspectos cognitivos y afectivos en la sala de clases?

Argumentos teóricos para esta magna interrogante hay bastantes, mas en la práctica pedagógica, por lo general, es deficiente debido a que no existe un procedimiento estandarizado en como materializar dichas concepciones teóricas. Es así como el Ministerio de Educación nos convoca a todos los profesionales de la educación -y en especial a los profesores y profesoras jefes de grupo-curso- a ser parte de esta gran tarea. De modo que estructurar los conceptos de conocimiento, habilidades y actitudes en cada niño y niña es un desafío permanente del docente, con la finalidad de guiar y mediatizar el aprender a convivir con la cotidianidad del otro. Para ello, es necesario crear espacios de diálogo entre los educandos y de que éstos puedan ser protagonistas de lo que piensan, por medio de la opinión empírica y, a su vez, constituir entre sus pares un espíritu crítico, por lo que el modelo Círculo de Confianza responde a esta urgente necesidad de crecimiento y desarrollo personal de los jóvenes, es decir, una propuesta muy interesante de aplicar en el aula.

¿Qué es el Círculo de Confianza y cuál es su práctica?

Definiremos Círculo de Confianza como un modelo que proyecta una forma de ser y de vincularse colectivamente entre las personas que participan de él. Recordemos que desde tiempos remotos los seres humanos ya sociabilizaban en una figura circular como: sentarse alrededor del fuego para calentarse, compartir alimentos, festejar logros a través de los bailes, reparar herramientas de casería, resolver problemas cotidianos, entre otras. El círculo constituye espacios primordiales para la comunicación directa e igualitaria, en la que nos sentimos integrados y subsanamos los conflictos entre los que estamos presentes y, más aún, evaluamos decisiones para planificar un futuro con una mejor armonía.

De la teoría a la práctica en el Aula

En las horas pedagógicas de Orientación, el profesor o la profesora invitan a sus estudiantes a que muevan el mobiliario hacia las murallas, y les solicita que tomen su silla y formen un círculo en el centro del aula. Por lo general, los alumnos y las alumnas expresan un desanimo al recibir órdenes, ya que para superar este paso el docente debe expresar estímulos de alegría y energía, un ejemplo de ello: es ayudar a los escolares a colocar las sillas cantando. Una vez sentados los alumnos y alumnas y el profesor o profesora, este último les indica que entre todos debemos crear normas para que exista dialogo, y que todo lo que se comente o se converse en el Círculo de Confianza es para solucionar conflictos y tomar decisiones importantes como grupo-curso.

Un caso verídico de ello, lo ha realizado el profesor Frenando Jiménez Larenas junto a sus alumnos(as) en la Escuela República de Grecia de la comuna de Talagante, el cual manifiesta: “Teniendo presente el Programa de Estudio de Orientación por el Ministerio de Educación, el Programa Habilidades para la Vida y el Manual de Convivencia Escolar, apliqué en mi práctica pedagógica el modelo Círculo de Confianza, actividad que realizo cada día viernes desde las 13:50 horas a 15:25 horas. En cada círculo, aprendo algo nuevo de mis alumnos(as) y puedo conocerlos más, hablamos temas interesantes: valores, experiencias de vidas, anécdotas que le suceden a diario, y solucionamos entre todos los conflictos que tienen entre pares. Estoy seguro que tanto ellos como yo, esperamos el día viernes para seguir charlando en un espacio que es sólo nuestro.”

En síntesis, el modelo Círculo de Confianza aparece como una nueva forma de dialogar, en donde la individualidad, lo diverso y la subjetividad marcan un lugar preferencial para comprender en el mundo que estamos inserto y, por ende, nos damos cuenta que somos sujetos históricos que creamos nuestra historia en el mundo, por medio de los valores y actitudes. Para ello, el rol del mediador o mediadora es una pieza angular para formar a tantos alumnos y alumnas que necesitan aprender a comunicar y más aún a cómo expresar lo que sienten y cavilan.

Acerca del autor :
francisco-diaz-cespedes
Francisco Díaz es profesor,escritor y magister (c) en Educación ( USACH)