Daily Archives: 24 octubre, 2017

image_pdfimage_print

Crónica 2: Castillo, Herrera, Troncoso. El agitado período 1909-1911.

Banner Historia e Imágenes de Maipú 2

Hacia 1909, el municipio de Maipú estuvo encabezado por tres alcaldes: Daniel Castillo, Eduardo Troncoso y Francisco Javier Herrera. Como lo estipulaban las leyes de la época, el régimen alcaldicio era administrado por un triunvirato de ediles, secundados por seis regidores, cargos ocupados por los señores Ignacio Astaburuaga, Pedro Amengual, Ramiro Gajardo, Abraham Arredondo, Luis Emilio Rojas y Nicanor Rodríguez. Como corolario, a todas estas autoridades se agregaba un secretario municipal. Si bien este gobierno se extendió solo hasta 1911, en un breve lapso de dos años las vicisitudes no fueron pocas para el trío de servidores públicos.

 

De lo que se aprecia en los escasos documentos que perviven, tres o cuatro actas olvidadas en el tiempo, el primer gran alboroto surgió al interior de las mismas autoridades municipales. A poco andar un año de gestión se produjo una modificación en los cargos. Daniel Castillo, elegido como primer alcalde, fue sustituido por Francisco Javier Herrera, quien pasaba así de tercer a primer alcalde. Castillo, a su vez, salía trasquilado, pues perdía su estatus de alcalde y se convertía en regidor. El nuevo triunvirato quedaba integrado por Herrera a la cabeza, mientras que Ignacio Astaburuaga,  hasta ese momento regidor, obtenía la plaza de segundo alcalde. La terna se completaba con Eduardo Troncoso, que pasaba a convertirse en tercer alcalde. Tales reacomodos obedecían a disputas políticas, justificadas en este caso por el domicilio de las autoridades, pues se cuestionaba a Castillo por no tener su residencia en la comuna, situación extendida a todos los ediles, con la salvedad de Francisco Javier Herrera, quien con posterioridad a ser elegido se afincó en tierras maipucinas, logrando así legitimarse como primera autoridad.

 

Semejante clima de inestabilidad política redundó en múltiples enroques y destituciones en el aparato municipal. En el intertanto de tres meses, entre mayo y julio de 1910, se procedió a remover de su cargo al secretario municipal Alejandro Escobar Carvallo, reemplazándolo por Luis Alberto González, quien se mantendría en su cargo hasta el fin de la administración de Herrera. Igual suerte corrió el guardián primero del edificio municipal, Juan de Dios Núñez, removido por “no prestar ninguna garantía” a la alcaldía; su tocayo y compañero Juan de Dios Jiménez sería ascendido a la vacante dejada por Núñez. Un destino similar estuvo a punto de repetir el ayudante de policía Pío Álvarez, quien fue removido para dar paso a Manuel F. González, pero la medida fue revertida y dejada sin efecto por los mismos ejecutores.

 

Como si los entuertos edilicios fueran pocos, también se consigna en las actas de la época un desencuentro entre el municipio y el diputado del Partido Nacional, Roberto Arellano, parlamentario por las ciudades de Chanco, Constitución y Cauquenes, quien es denunciado por “sacar tierra de la calle, frente a su propiedad, conduciéndola al interior de ella y formándose, como es natural, un gran hoyo en la vía pública.” Al año 2017, no hay constancia de que el ilustrísimo diputado haya rectificado su inapropiado proceder, pero sí hay certeza de que las pugnas por el poder, en todas sus esferas, constituyen un leitmotiv para la clase política nacional.

Así con los “Coleros”

ferias libres 2

Hoy lunes 23 de octubre , precisamente en el Día Nacional del Feriante que lo celebraban a lo largo de todo el país y en nuestra comuna también , se produjo una ruidosa manifestación en la Alcaldía de Maipú, un grupo estridente de comerciantes autodenominados “coleros”frente a las oficinas de la alcaldesa Cathy Barriga.

Comerciantes Coleros que se ponen o agregan sin permiso municipal al término de las numerosas ferias que se instalan en distintos sectores y calles de la comuna.

Este problema o tema, en nuestra comuna a través de las distintas admnistraciones, ha sido endémico y casi sin solución ,por una sencilla razón : el mercado. Maipú con casi un millón de habitantes distribuidos en una extensa superficie es un lugar ideal para vender, vender, vender ….cualquiera cosa que requiera el mercado.

Lo decía muy bien un lector, los primeros coleros, obtuvieron permisos y se transformaron en feriantes y comenzaron a tener problemas con los nuevos coleros que se institucionalizaron llegando a ser feriantes establecidos.
Ocurrió en la época de los alcaldes Infante y Pérez Llona cuando Maipú era una comuna de no más de 16.000 habitantes. Feriantes alcanzaron un lugar estable y así surgió el actual Mercado Municipal.

Durante las administraciones de los alcaldes Roberto Sepúlveda, de Alberto Undurraga y de Christian Vittori, siempre hubo presiones de nuevos permisos de ferias.

La alcaldesa Cathy Barriga no podía ser la excepción. Los comerciantes “coleros” son una consecuencia del desarrollo de la comuna ,como asimismo de las fuerzas y ciclos económicos nacionales.

¿Cómo se enfrentará, y cómo dejará contentos a muchos, eso dependerá del genio y calidad de los funcionarios a cargo del sistema y además,problema .

En otro video,publicado por la candidata a diputada DC en las redes sociales , se observa al Director de DIDECO
Eugenio Aguiló enfrentando la protesta y ofreciendo una encuesta hacia los demandantes “coleros”.