Daily Archives: 29 octubre, 2017

image_pdfimage_print

Crónica 7: Misiá Juanita Weber, regidora.

Dama de cabellos blancos,

Con tus ojos acaricias,

Con tus blancas, puras manos,

Vas curando las heridas;

Nada te envanece, porque eres divina

Porque tu alma mece

Esa vida llana que no da desvelos.

Tienes de los campos toda la alegría,

Toda la frescura;

Tienes de las aves la misma dulzura,

Y en el alma llevas suave poesía;

La Cruz Roja tiene un hada de ojos soñadores,

De expresión sencilla,

Que vive en el campo junto con las flores.

 

 

Con estos expresivos versos, Bertha L. de Cerda exaltaba en las páginas del diario “El Monumento” la figura de doña Juana Weber de Amunátegui, destacada dama de la sociedad maipucina, regidora y directora de la Cruz Roja de Maipú.

Nacida en Suiza, cursó sus estudios tanto en las Monjas Francesas como en las Monjas Inglesas. Casada en segundas nupcias con Gregorio Amunátegui Johnson. Fue propietaria del fundo San Juan de Chena. Además de sus cargos anteriormente mencionados, fue presidenta de la Asociación de Dueñas de Casa y miembro de la Sociedad San Vicente de Paul.

En 120 años de historia, a lo largo de 37 administraciones oficialmente registradas, la presencia femenina en el municipio de Maipú había sido mínima y desconocida. En el período comprendido entre 1944 y 1947, la figura de Inés Riesco Llona conformaba el Consejo Municipal, ocupando el cargo de Regidora. Tras esos cuatros años, su rastro se pierde de los primeros planos del acontecer local. Sin embargo, ese primer hito no sería la última incursión de la mujer en la alcaldía de Maipú. A partir de 1947, haría su irrupción en la política Juana Weber de Amunátegui, quien, a la postre, se convertiría en el personaje femenino con mayor permanencia en el quehacer comunal. Durante dos administraciones consecutivas, prolongándose su estadía en el ayuntamiento hasta el año 1953, siempre bajo el régimen José Luis Infante (además del ciclo de Alberto Bravo Cruz) y siempre desde su cargo de Regidora, aunque archivos de la época la señalan ejerciendo la alcaldía ocasionalmente.

 

Misiá Juanita Weber de Amunátegui. *

Misiá Juanita Weber de Amunátegui. *

 

De filiación liberal, su participación en las sesiones municipales introdujo diversidad y equilibrio en un Consejo marcadamente conservador, velando por los intereses de la comunidad en general, pero haciendo hincapié en atender las demandas y necesidades de la población más desposeída.

Misiá Juanita, como cariñosamente fue llamada por los vecinos, fue una de las principales impulsoras para la restricción en la entrega de patentes de alcoholes; igualmente, fue ferviente promotora en la extensión de centros médicos, ayudando a la creación de los policlínicos de Santa Ana de Chena y Cerrillos. En la inauguración de este último, haciendo uso de la palabra, expresaba: “Este policlínico que reúne las comodidades más indispensables para la realización de una obra de esta naturaleza, está llamada a prestar los más útiles y valiosos servicios a la colectividad. Ella es uno de los puntos realizados de un programa general que el Municipio de Maipú se ha trazado como pauta de sus labores de bien del pueblo y representa a la vez uno de los aspectos más interesantes de solidaridad social que constituye el mejor anhelo de esta corporación”.

Además de su labor como representante edilicia, colaboró en las páginas del periódico “El Monumento”, tribuna desde donde diseminó su sueño de un Maipú más justo e igualitario.

Fallecida en 1958, en su sesión del 4 de junio de aquel año la Ilustre Municipalidad, tras un sentido y póstumo homenaje, acordó patrocinar una ley por medio de la cual la Avenida Nueva San Martín pasaría a denominarse Avenida Juana Weber de Amunátegui. Pese a las buenas intenciones, la moción no prosperó. Como consuelo, una recóndita calle en la comuna de Estación Central recuerda actualmente a su persona.

 

* Imagen obtenida del periódico “El Monumento”, año 1947.