Monthly Archives: febrero 2019

Pedro Lemebel y su recuerdo de la docencia en Maipú

 

A propósito  del otorgamiento  del Premio Teddy Award  en el prestigioso festival de cine de Berlin, al documental basado en la vida y obra del escritor chileno Pedro Lemebel ,nuestro columnista, el profesor y escritor Francisco Díaz  recuerda la presencia de  este ícono de la letras chilenas en su paso por la comuna de Maipú,  como profesor.

Hace algunas semanas atrás, tuve la oportunidad de escuchar un relato de Pedro Lemebel (1952-2015) -grabado en Crónicas en Radio Tierra (Youtube)-, que estremeció la coyuntura clásica de lo que significa ser profesor, el tema tiene por nombre: “Ronald Wood: A ese bello lirio despeinado.”

Jamás imaginé que tan ilustre escritor pudiera ejemplificar un pasado presente que rompe y re-estructura la vida entre quienes educan para el deber y quienes educan para obedecer.

A continuación adjunto aquel escrito:

“Quizás, sería posible rescatar a Ronald Wood entre tanto joven acribillado en aquel tiempo de las protestas. Tal vez, sería posible encontrar su mirada color miel, entre tantas cuencas vacías de estudiantes muertos que alguna vez soñaron con el futuro esplendor de esta impune democracia. Al pensarlo, su recuerdo de niño grande me golpea el pecho, y veo pasar las nubes tratando de recortar su perfil en esos algodones que deshilacha el viento. Al evocarlo, me cuesta imaginar su risa podrida bajo la tierra. Al soñarlo, en el enorme cielo salado de su ausencia, me cuesta creer que ya nunca más volverá a alegrarme la mañana el remolino juguetón de sus gestos.

 

 

“PORQUE SERÍA LINDO VOLVER A ENCONTRAR AL RONALD EN AQUELLA COMUNA DE MAIPÚ DONDE YO LE HACÍA CLASES DE ARTES PLÁSTICAS EN LA MEDIALUNA YODADA DE LOS SETENTA”

 

“Y él no estaba ni ahí con el arte, güeviando toda la hora, derramando la tempera, manchando con rabia la hoja de block, molestando a los más ordenados. Mientras yo trataba de enseñar el arte prehistórico, mostrando diapositivas. Mientras yo le daba con el arte egipcio, mostrando láminas de pirámides y tumbas faraónicas.

Y el Ronald, insoportablemente hiperkinético, aburrido con mi cháchara educativa, lateado, estirando las piernas de adolescente crecido de pronto. Porque era el más alto, el pailón molestoso que no cabía en esos pequeños bancos escolares. El payaso del curso, que me hacía la clase un suplicio, rayándose la cara, riéndose de mi discurso sobre la historia del arte. Hasta que llegué al arte romano, al arte militar del imperio. Entonces, por primera vez, lo vi atento, mirando con asco las esculturas de esos generales, los bustos de esos emperadores, y los bloques de ejércitos tiranos.

Por primera vez se quedó inmóvil escuchando, y yo aproveché esa instancia de atención para meter el discurso político, riesgoso en esos años cuando era pecado hablar de contingencia en la educación. Y el Ronald tan atento, participando, ayudándome en esa compartida subversión a través de la ingenua asignatura de las artes plásticas. Y luego, al terminar la clase, cuando todo el curso salió en tropel a recreo, al levantar la vista del libro de asistencia, el único que permanecía sentado en la sala era Ronald en silencio. ¿Y usted qué hace aquí? ¿Que no escuchó la campana del recreo? Y él sin decirme nada, me miró con esos enormes ojos castaños, estirándome la mitad de su manzana escolar, como un corazón partido que sellaba nuestra secreta complicidad”.

 

“Desde aquel día, ese bello despeinado, no se perdía palabra de mi oratoria antimilitar. Oiga profe, me decía para callado, hay que hacer algo pa que se acabe la dictadura. Algo estamos haciendo Rony, no se acelere. Mientras tanto, usted tiene que estudiar, dar el ejemplo, y no andar quebrando los vidrios de la inspectoría, ni menos hacerle muecas a la directora. ¿Me entiende? Y allí, en medio del patio pajareado de niños, lo dejaba pensando, rascándose la cabeza rubia que brillaba como una flama “limona” esas lejanas mañanas de cristal, a fines del setenta”.

 

“Poco tiempo me duró esa estrategia de concientizar por medio de la historia del arte. Por ahí algo se supo, alguien escuchó, y sin mediar explicación tuve que abandonar las clases en esa comuna. Nunca más vi a Ronald Wood, jamás supe que pasó con él en los crispados años que vinieron. Nunca me enteré si también lo habían expulsado de ese colegio, al igual que a mí”.

 

“Solamente el 20 de Mayo de 1986, me llegó la noticia de su asesinato en medio de una manifestación estudiantil en el Puente Loreto. Ese día, recién me enteré por la prensa que Ronald estudiaba para auditor en el Instituto Profesional de Santiago, que tenía apenas 19 años esa tarde cuando una maldita bala “milica” había apagado la hoguera fresca de su apasionada juventud. Ahí también supe que había agonizado tres días con su bella cabeza hecha pedazos por el plomo dictatorial”.

 

 

“Aun así, por muchos años creí reconocer su risa en las bandadas de estudiantes que alborotaban el parque, las plazas, el río y la tarde primaveral. Creo que hasta hoy no me convenzo de su fatal desaparición, y lo sigo viendo florecido en el ayer de su espinilluda pubertad. Tal vez nunca logre borrar la sombra de culpa que me nubla el recuerdo de sus grandes ojos pardos, aquellos lejanos días de escuela pública cuando me regaló en su mano generosa, la manzana partida de su rojo corazón.”

Acerca del autor

 Francisco Díaz Céspedes, Profesor y Ecritor

La D.C. de Maipú  ¿Renace o en remate ?

 

Es muy extensa la memoria para ir más atrás de los 90 y armar la historia local de la Democracia Cristiana, un partido que ha marcado también buena parte del acontecer político en la Comuna de Maipú en las últimas tres décadas.

LA DC MAIPUCINA : UN PARTIDO DE CLIENTES, CAUDILLOS  Y ALGUNOS IDEALISTAS Y SOÑADORES.

Fue un cacique local, modesto, con resabios de su comportamiento social ladino y retraído, asimilado en sus años de sureño, sindicalista, y político sin grandes aspavientos intelectuales, el nonagenario   Herman Silva Sanhueza, el que signó  en la alcaldía de Maipú, el regreso a la frágil democracia de aquella década, recién inaugurando y retomando el ejercicio de la soberanía popular.

Junto a este desteñido “zorro plateado”, la Democracia Cristiana local, tuvo destacadas figuras que tuvieron un rol muy importante en la configuración del espíritu y estilo de la falange maipucina, ejemplos de ello son los desaparecidos Mario Ortíz y Héctor Canales, a cuya sombra crecieron otras jóvenes promesas , que  han sembrado dudas más que talento.

Mientras tuvieron en sus manos la administración de la comuna, con Silva primero  Undurraga enseguida y Vittori al final, mostraron claramente el carácter clientelista de cada una de sus gestiones con pequeños matices, por ejemplo Herman Silva, junto con su más cercano operador  a un hábil maestro de la oscuridad y tiniebla  política, Mauricio Ovalle, instalaron en el municipio, y la Corporación de Educación y Salud, un numeroso contingente laboral por cierto afín a su partido, lo que como efecto rebote, hizo de la DC por mucho tiempo un partido fuerte y de disciplinados votantes, que permitían  a Silva y sus socios, mantener el control del partido en la comuna.

 LOS 12 AÑOS  DE UNDURRAGA & VITTORI : CAMARADAS ,FALSAS SONRISAS,AMBICIONES Y ZANCADILLAS

Undurraga joven y sonriente Ignaciano, político formado  en cargos periféricos de la administración pública,  aterrizó como Alcalde en  Maipú, como parte de una misión para armar una plataforma de ascenso en su vida política (después de Maipú, fue un opaco Ministro de Obras Públicas, cuya obra más destacada fue el incentivo del “peaje a luca”, ahora tendría intenciones de ser Senador)),

Undurraga pasó por Maipú con una numerosa gavilla de asesores, que  reinstaló luego en el  MOP.

Finalmente cerró el ciclo y bajó la cortina de la DC, el Alcalde Christian Vittori, que pese a su experiencia política y administrativa, rodeó  su gestión de asesores chambones, con pasados oscuros ( incluso un ex agente de la CNI) ,con estudios dudosos, muchos oportunistas , otros  autosuficientes y sabelotodo.

 

Vittori se afanó en construir una imagen de alta exposición pública y de conocimiento ciudadano por parte del edil, su asesor comunicacional que todavía no obtenía título profesional lo llevó y organizó a cuanto evento mediático posible, varios  completamente inútiles yrayanos en lo  ridículo.

El alcalde jugando Taca taca.

Montado en una bella y poderosa moto.

Haciendo aterrizar un objeto en la  Plaza de Maipú,

Cocinando con traje de Chef ;  en fin para qué seguir .

El    objetivo fue  logrado plenamente, puesto que tras desatarse el escándalo de corrupción en el tema  de la basura, difundido profusamente,  (en desarrollo en tribunales de justicia) , el nombre de Vittori era  suficientemente conocido más allá de las fronteras de la comuna.

Algo  parecido podría estar  ocurriendo con la actual alcaldesa con su participación como animadora en todo tipo de evento municipal, disfrazada de “ maléfica” y otras perfomances  que perfectamente  pueden ser catalogadas como bizarras y extravagantes que para muchos no se condicen con la calidad del cargo y con eficiencia en la gestión alcaldicia.

Vittori,con una pesada carga mediática  y en,  pleno inicio del proceso judicial vigente, intentó mantenerse al frente de la alcaldía de Maipú, postulando como Independiente, ya que el cupo oficial de la DC, en la elección por la alcaldía, el año 2016, lo representó el militante ( en esa época), empleado municipal y dirigente de los funcionarios municipales, Freddy Campusano, que con una discreta votación remató en tercer lugar.

La Democracia Cristiana de Maipú o lo que queda de ella, intenta articularse, y nuevamente aparecen en la escena, personajes de su viejo cuño.

¿Renace la Democracia Cristiana en Maipú, con los Ovalle, Undurraga, Campusano  Silva,  y otros próceres? O, esta de remate viendo la larga lista de pre-candidatos a concejales inscritos para concejales.

Muchos de esos precandidatos  con el mérito de su militancia ,de pertenecer a una Junta de Vecinos o ser amigo de un caudillo que le interesa dispersar votos  en la Primaria interna y otros  con la esperanza de no ganar directamente sino que esperar que corra la lista ,considerando que uno de la candidatos que encabezar}a la lista DC en la elección municipal de octubre de 2020, tendrá 90 años.

Otros militantes  más encumbrados no se inscribieron a la espera de la decisión de la Junta Nacional que podría declarar  a Maipú como prioridad y designar directamente al equipo de  candidatos a concejales.

Volverá a encantar la DC a los Maipucinos, con los rostros magullados de su pasado político, o solo quiere empezar de nuevo, con una multitud de candidatos para hacer una cucha y conseguir votos que le permitan no desaparecer?

En la cúpula al parecer nada ha cambiado. Las viejas prácticas  permanecen, el “cambulloneo” no esta erradicado. Undurraga vuelve por sus fueros en la comuna, postula  a un fraterno amigo  como eventual candidato DC a la alcaldía, sus operadores y amigos de Maipú están trabajando en ello.

Vittori espera zafar  – vía juicio oral de las acusaciones de la Fiscalía por Fraude al fisco y otras -. Ovalle se mueve en las sombras como siempre y aspira  a un cargo de elección ,

Campusano “mensajea”    y escribe  (desconociendo las tildes) en las redes sociales con porte de candidato para algún cargo público  ,pero no lo dice o no lo sabe  porque está sujeto a las inevitables conversaciones de las cúpulas y los caudillos que mandan los Partidos  y la Alianzas políticas o, a la espera de  algún ofrecimiento interesante.

El concejal Donoso también tiene aspiraciones alcaldicias ,pero le juega en contra ,su perfil colaboracionista o mejor dicho negociador, en relación a la administración de Cathy Barriga.

LOS 99 DE LA “FAMA”

Digo esto, porque existen  diversos signos que auguran un futuro  complejo  para la DC maipucina .

La última elección interna   de acuerdo a cifras extraoficiales sólo votaron 99 militantes, lejos de aquellos 600 a 900 militantes que repletaban las dependencias de la Escuela General San Martín. Claro, el Partido estaba en el Poder Municipal.

Asimismo,  existen varios partidarios y militantes  bien “pragmáticos” por no decir,  transfugas que han abrazado derechamente el bando de la actual administración municipal UDI. Algunos negocios o contratos  y cupos laborales y misteriosos ascensos administrativos que así lo demuestra .Pero ese tema  lo analizaré en específico en otro post, haciendo la precisión que los tránsfugas de la DC  no están sólos sino que son acompañados por distinguidos  PPD, PS e incluso PC.

En fín , así es la política.

 

By Jorge Nieto 

Acerca del autor : maipucino  desde hace 40 años  ingeniero y pequeño empresario.

¿ Se hizo o, no se hizo la reunión del Directorio de la CODEDUC en la cual se aprobó la popular Beca Cathy Barriga?

 

Vecinos y dirigentes sociales de Maipú piden a Contraloría que se investigue la veracidad  de la reunión del Directorio de la CODEDUC  en el cual se acordó la entrega y el nombre de la Beca Cathy Barriga

 

EL SILENCIO DE LOS CONCEJALES

En la comuna de Maipú, se produce una situación compleja y sospechosa,por cuanto los concejales  en opinión de muchos dirigentes sociales, no cumplen con su rol principal   esto es el de fiscalizar  los procedimientos administrativos, los actos jurídicos,el presupuesto municipal y varios otros temas del Municipio y de su representante legal, esto es la alcaldesa Cathy Barriga.

Muchas veces se limitan  sólo a realizar preguntas en las sesiones  del Concejo Municipal y ya no se involucran en lo que un propio concejal del Frente Amplio calificó  como rencillas o riñas.

 

Otro concejal DC se limita a enviar mensajes amorosos y propositivos  a través de sus redes y también a poner notas regulares ,pero de aprobación de la gestión de nuestra alcaldesa, otro concejal electo en el Pacto del MAS del senador Alejandro Navarro, disfruta  de sus  clases de preparación deportiva y guarda respetuoso silencio si alguna vez  se analiza el problema del comercio ambulante en la Plaza de Maipú, la  concejala que se disculpó  públicamente ante Cathy Barriga  quizás ,optó por tener una vida laboral tranquila en la Superintendencia de Seguridad Social, un concejal de larguísima trayectoria  o se ausenta o dormita en las sesiones del Concejo, al parecer sólo se  preocupan los cupos laborales que consigue en la red de salud municipal o cupos familiares en  la CODEDUC.

Probablemente, los cupos laborales que han conseguido en el Municipio algunos concejales de oposición  y la suma de  dos millones setecientos mil  ( $2.700.000) más la dieta legal  lo cual determina  que los ingresos de los concejales en Maipú supera los tres millones de pesos según el Diario La Tercera,podría incidir en esta “debilidad política” de los concejales de oposición  que son mayoría en el Concejo Municipal.

INQUIETUD Y MOLESTIA EN ALGUNOS DIRIGENTES SOCIALES MAIPUCINOS

Varios dirigentes sociales  de la comuna ya han hecho ya emplazamientos públicos hacia los concejales de la DC, PPD PS, PC y MAS,por esta especie de “debilidad política” ( por decirlo elegantemente) hacia la gestión de Cathy Barriga.

De hecho ya, algunos dirigentes sociales ,tiene una actitud  contestaria y  fiscalizadora hacia la gestión de nuestra alcaldes que por  sus bizarras  actitudes  es extremadamente  popular  a nivel nacional.

El 22 de enero de 2019 , un grupo de dirigentes realizó una sólida presentación a la Contraloría General de República.

El documento de 5 páginas pide investigar todo lo relacionado con la denominada Beca Cathy Barriga.,

Una vez fundamentada la presentación  se solicitan  siete puntos .

entre los cuales destacan :

En el punto  Nº  5  de la presentación se solicita a la Contraloría que una vez realizada la investigación se pongan  en conocimiento del Ministerio Público todos los antecedentes.

En el  punto Nº 7 de la presentación se solicita  al organismo  Contralor  que verifique ,la veracidad formal de la reunión del Directorio de la CODEDUC en el cual se habría acordado la entrega de la Beca Cathy Barriga. Los denunciantes piden día, hora de la reunión  habida consideración que la información de la reunión apareció con posterioridad  a la noticia de la beca.

Consulté a  dirigentes sociales involucrados en esta presentación , el por qué de esta última solicitud sobre la veracidad formal  de la reunión del Directorio, y la respuesta fue que tenían dudas  sobre  esta reunión pues según los antecedentes  informales recabados la alcaldesa no se habría encontrado de cuerpo presente.

Por tal razón prefirieron solicitar a la Contraloría que investigue  si la reunión de Directorio  de la CODEDUC se hizo realmente.

Ahora, si la Contraloría llegara a determinar alguna anomalía en esa reunión ,la situación sería compleja porque  el tema en cuestión  es que se trata de una  entidad que dirige los destinos de la educación pública maipucina.

DOCUMENTO COMPLETO