Charles Labra un cantautor popular en las avenidas de Maipú

charles labra en Maipú

Son muchísimos los maipucinos que caminamos por las avenidas de Maipú a la hora de regreso de nuestro trabajo. Entre las avenidas más populosas: av. 5 de abril con av. Pajaritos, y ya son varios días de junio y julio, que el cantor popular Charles Labra (Ex Sol y Lluvia) nos deleita su repertorio que tanto nos hace cantar, en especial la generación del 80.

Recordemos que, con el golpe militar en Chile (1973), la oscuridad y el miedo se instalan provocando silencio, exilio y muerte. Así, Sol y Lluvia -inspirados en el canto de Violeta Parra y Víctor Jara- promueven el canto de la resistencia frente a las obras del dictador. Los hermanos Labra, oriundos de la comuna San Joaquín, Amaro en voz y guitarra, Charles en percusión y Jonny en el bajo eléctrico dan vida en agosto de 1978 a una banda que comienza a presentarse clandestinamente en sindicatos y centros universitarios de la época. El éxito no se hizo esperar, y mediante grabaciones como: Canto Libre (1980) y Canto más vida (1982) marcaron un reflejo de libertad.

Sol y Lluvia aumenta su convocatoria en forma masiva. Recorre el país consolidándose como una voz popular y realiza grandes concentraciones y conciertos. Los discos Desatando Esperanzas (1987) y Más personas (1988) se convierten en clásicos populares. El grupo incorpora el charango y los bloques de quenas andinas, otorgándole un potente sello telúrico y rítmico característico de su creación musical. No obstante, no todo era oro, Chales Labra declararía a Vox Populi en cada concierto que: “fuimos secuestrados por la DINA 78 horas en algún lugar de Chile, torturados y golpeados hasta no escupir. Y ellos, a quienes se hacen llamar los Defensores de la Patria nos dijeron: -Si siguen cantando los vamos matar… Una semana estuvimos encerrados en nuestras casas, calmándonos y pensando en continuar. Y la reflexión fue: -con guitarra y letra seguimos cantando.”

Llegando los 90´, Sol y Lluvia realizarían el concierto más grande y emotivo de la época. Chile retorna a la democracia, bajo el lema “Adiós general…Adiós Carnaval”, convocando a más de 30.000 personas en el Estadio Santa Laura de Santiago, ubicándose como uno de los grupos más importantes en la historia musical popular de Chile. Nueve años después, la banda se consolidaría con más de 60.000 personas en el Estadio Nacional de Santiago. En el 2000 construyen La vida siempre un bello, denunciador y alegre disco que marca la superación de la tristeza y desconcierto que produce el alejamiento de Charles Labra en Julio de ese año. Harley Labra asume y consolida la rítmica abandonada por su tío.

Charles Labra y el canto de Antu Kai Mawen en Maipú

Charles Labra decidió emigrar. “Tuve diferencias irreconciliables con mis hermanos, ellos se acostumbraron a ganar plata y no siguieron el camino de vivir sin riquezas, que fue el que nos habíamos fijado cuando formamos Sol y Lluvia”, mencionó en aquella época y del cual formó el grupo Antu Kai Mawen (que significa Sol y Lluvia en mapudungun).

Cada vez que se presenta Charlie Labra en el mínimo espacio que se genera en av. 5 de abril con Pajaritos -debido a las reparaciones de las avenidas- declaró el lunes 24 de julio de 2017 que: “Nuestra intención final es vibrar con y desde la música, hacer de ella una relación profunda entre nosotros y ustedes, quienes nos escuchan. Somos hombres de la tierra que percutimos y entonamos nuestras canciones de paz. Son ellas nuestros cantos para hacer revolución a una comuna que piensa y que no se deja llevar por apreciaciones industriales del comercio.” A la fecha, el grupo editó su primer disco, Se alza la tierra. Ese repertorio se expandió luego para Música tierra (2004).

En síntesis, Charles Labra es consecuente con lo que dice, piensa y siente, un espíritu vivo y fehaciente que camina por las calles de Maipú; y que escoge nuestra comuna, porque el maipucino es respetuoso y reconoce la música que le hace sentir, pensar y decir. Esperemos que prontamente las autoridades locales de la ilustre Cuna de la Patria le hagan un reconocimiento a él y a su banda, tal como lo fue las 60.000 personas en el Estadio Nacional hace una veintena atrás. A Charles Labra se le puede conocer en vivo, quien de una forma humilde y armoniosa, responde las consultas sobre cualquier temática de agrupamientos sociales, como lo fue el caso de ayer con la gran manifestación de NO + AFP, que de fondo se escuchaba esa música protestante que hierve la sangre para continuar con fuerza lo que demanda el pueblo chileno y en específico el pueblo maipucino.

Acerca del autor
francisco-diaz-cespedes
Francisco Díaz, es Profesor y Escritor candidato a Magister en Educación (USACH)