La Municipalidad de Maipú y el episodio presuntamente delictual de K-chureos

image_pdfimage_print

k-chureos

Este miércoles 25 de octubre el OS9 de Carabineros capturó a un grupo de individuos que durante años plagió al artista y productor nacional Marcelo Hernández , en la música y personajes del programa Cachureos.

Este grupo violó la ley de propiedad intelectual y obtuvo grandes ganancias por sus presentaciones en diversas instituciones públicas , entre ellas el Municipio de Maipú. Por cada presentación cobraban $ 1.500.000. En estas presentaciones nunca aparecía el titular del programa el cantante Marcelo.

En el Municipio de Maipú , en reiteradas ocasiones se presentaron con motivo de distintas actividades, como el Día del Niño y el Día del Síndrome Down.

Incluso la primera autoridad comunal ,Cathy Barriga, participó de ellas, en la imagen de la crónica participa entusiasmada exhibiendo sus perfectas dotes de bailarina profesional.

El Municipio de Maipú, uno de los grandes municipios de Chile, con un presupuesto anual de poco más de 120 mil millones de pesos , con una dotación de personal cuantiosa con los normales controles administrativos, en este caso, dio una muestra de laxitud y expuso innecesariamente a la autoridad comunal, puesto que algunos de sus eventos oficiales con el llamado en el mercado público, con la orden de trabajo respectiva y el decreto municipal correspondiente , no reparó en esta situación ilegal.

Los funcionarios encargados de las relaciones con la comunidad y los eventos municipales , a saber el abogado y concejal de Macul Eugenio Aguiló Director de DIDECO no tenía conocimientos de esta situación del grupo “artístico “K-chureos”?

El encargado de Eventos el egresado de enseñanza media, con una renta mensual de $ 1.882.000 Víctor Caro que tiene la siguiente función : “Difundir y producir eventos de los diferentes departamentos y unidades que componen la dirección, de acuerdo a la planificación efectuada por cada unidad” ¿ no chequeó los antecedentes? O, por el contrario como se dice coloquialmente , “hizo la vista gorda”.

Probablemente más tarde se sabrá.

Pero más allá de esta simple reflexión, la pega está mal hecha, mejor dicho muy mal hecha.

Estas jefaturas pusieron gratuitamente a la alcaldesa Cathy Barriga en una situación bochornosa, por decir lo menos que indirectamente salpica su imagen , que para la autoridad comunal actual , es de máxima prioridad.