¿ Por qué Halloween ?

image_pdfimage_print

por qué halloween imagen

Si viajamos en el tiempo a 1990, cuando Chile volvía a “La Democracia”, nos daremos cuenta que el día de Halloween no era día casi para ningún chileno; 27 años después sería un día muy particular para cada niño, niña y familia en general. ¡Qué cosas no!

La noche de Halloween es una de las noches más esperadas del año –situación que la puedo evidenciar con testimonios de alumnos y alumnas-. Esta festividad, también conocida como la Noche de los Difuntos o la Noche de Brujas se celebra anualmente en innumerables naciones occidentales, en especial Estados Unidos, Irlanda y México. La fecha de Halloween es el 31 de Octubre, pero no por ello es feriado para los chilenos y chilenas, sino que es feriado porque la Presidenta Verónica Michelle Bachelet Jeria, a partir del año 2008, impulsó e instituyó mediante la ley 20.299 el día para honrar a la iglesias evangélicas y protestantes del país.

En este año 2017 fue feriado el 27 de octubre, debido a que se desplaza al viernes más cercano si cae en martes o miércoles, tal como lo dice la ley. Además que en el contexto histórico protestante, el 31 de octubre es la fecha escogida, ya que corresponde al día en que el monje alemán Martín Lutero clavó en la iglesia del palacio de Wittenberg las 95 tesis, lo que inició la Reforma protestante en 1517. ¡Qué cosas no!

Frente a este breve relato, Halloween según la teoría tradicional tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva del irlandés antiguo y significa fin del verano. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el “Año nuevo celta”, que comenzaba con la estación oscura. Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el “Otro Mundo” se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través de él. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. (1) ¡Qué cosas no!

Nuestra comunidad no se queda atrás, y no sé qué cosecha vendrá o qué verano ha de terminar, mas lo que sabemos, es que la cuna de la patria celebrará en grande esta fiesta, un tanto pagana para el Chile “pechón” que somos, que deslucirá con trajes de terror y en el mejor de los casos, quizás algún infante atemorice a algún fantasma o energía negativa tal como lo realizaba un malévolo espíritu que deambulaba por pueblos y aldeas celtas yendo de casa en casa pidiendo precisamente “truco o trato.” ¿Nos preguntamos si los padres sabrán esta historia? No lo creemos.

En síntesis, Halloween es negocio para todo, ya está en la cultura capitalista chilensis, y los políticos y las políticas ya son parte de ello. Esperemos que los departamentos de cultura que organizan encuentros puedan dar respuestas a interrogantes como estas: ¿Qué se celebra realmente el 31 de octubre?, ¿Quiénes eran los pueblos Celtas?, ¿Qué significa Halloween? Entre tantas otras. Informarse y conocer lo que se festeja es lo que marca el primer paso para desarrollar una verdadera cultura maipucina, y no temáticas irlandesas que no tienen un sentido de integración socio-crítica, sino más bien económicas.

francisco-diaz-cespedes

Por Francisco Díaz es Profesor y Escritor

Fuente: (1) Hutton, Ronald (1996), Stations of the Sun: A History of the Ritual Year in Britain. Oxford, Oxford University Press ISBN 0-19-288045-4