Crónica 23. Edwards, Infante Cerda y Rivera. Alcalde y regidores de 1900.

image_pdfimage_print

Banner Historia e Imágenes de Maipú 2

1900. En los albores del siglo veinte le correspondió a Eduardo Edwards encabezar la alcaldía de Maipú. Su Concejo era integrado además por Luis Infante Cerda y Andrés Rivera. Durante el breve tiempo que administraron la municipalidad, un año, Edwards y sus regidores efectuaron una labor estrictamente doméstica, sin grandes realizaciones ni proyectos que los catapultaran a la posteridad, procurando ordenar las arcas y las deudas arrastradas de gobiernos anteriores. En esa línea, Edwards se encargó de decretar la cancelación de deuda que la sucesión Llona tenía con la municipalidad en relación a escrituras de terrenos. Por su parte, el regidor Infante Cerda logró aprobar fondos adicionales para la construcción de nuevas instalaciones municipales, trabajos que habían quedado inconclusos de la administración anterior. El Concejo también enfrentó emergencias como la destrucción del puente de La Aguada, destrozo que acarreaba problemas de tráfico y aislamiento de la población, ante lo cual invirtió una cantidad importante de recursos para su reparación.

También hubo espacio para la denuncia y la controversia, al cuestionarse por parte del regidor Mujica la aptitud y la disciplina del Comandante de Policía, a quien se le acusaba de encontrarse en estado de ebriedad en el momento de necesitarse su presencia por causa de un asalto en el fundo de un destacado vecino. La denuncia no llegaría a destino, pues el alcalde Edwards, secundado por Infante Cerda, decide realizar un sumario interno antes de ejecutar cualquier sanción.

En cuanto a los asuntos presupuestarios, se acordaron modificaciones de diversa índole. En el ítem de salubridad y beneficencia se aumentaron 350 pesos para pagar el arriendo del local que utilizaba el Dispensario municipal; en el ítem de educación se decretó un sustancial incremento de mil pesos para financiar el arriendo de las dependencias en donde funcionaba la escuela Los Cerrillos. También se fijó en un 2% la tasa de las contribuciones para los dueños de terrenos. Con la casa ya medianamente ordenada, Edwards, Infante Cerda y Rivera cesaron en sus cargos para dejar sus puestos al nuevo gobierno comunal, que en 1901 sería encabezado por don Carlos Llona Albizú.

Deja un comentario