Crónica 9: Floridor Arriagada, regidor radical.

image_pdfimage_print

Banner Historia e Imágenes de Maipú 2

 

La elección de regidores de 1950 se realizó un domingo 2 de abril. Como lo disponía la ley, el municipio de Maipú elegía cinco representantes, repartidos entre un cargo para alcalde y los restantes cuatro para regidores. Para aquellos comicios, la ciudadanía confirmó a José Luis Infante Larraín en la primera mayoría, con un total de 380 votos; el segundo lugar lo obtenía Alberto Llona, con 362 votos; Hernán Bravo Cruz, candidato socialista, alcanzó la tercera plaza con 285 votaciones; el quinto escaño municipal fue para Juana Weber de Amunátegui, con 191 sufragios, mientras que el cuarto cupo quedó, con 209 preferencias, en manos del radical Floridor Arriagada.

Pese a la distribución de los votos, llegado el día de la primera sesión municipal, efectuada un 21 de mayo, Floridor Arriagada fue designado como primer regidor, nombramiento que lo habilitaba para subrogar al alcalde Infante en caso de ausencia. Al tomar la palabra, afirmó que llegaba al municipio con el firme propósito de trabajar por el pueblo, y que su prioridad sería el fomento de la educación. Además de esta declaración de principios programáticos, Arriagada fue sumamente diligente y proactivo en relación a problemas cotidianos de los vecinos. En las pocas actas de las sesiones que se conservan al día de hoy se aprecia su preocupación por reparar el mal estado de las cunetas, deterioradas por el riego indiscriminado de algunos fundos particulares. En la sesión del 20 de octubre de 1950, evidencia la necesidad de proveer alumbrado público para el sector de El Mirador, ante lo cual echa a andar las gestiones para obtener el financiamiento. Similar iniciativa realiza con la población El Alto, concretando una reunión tripartita entre la autoridad municipal, los dirigentes poblacionales y los administradores de la Compañía de Electricidad de San Bernardo, mediación que llegaría a buen puerto en un lapso de tres meses.

 

Nota de prensa sobre la elección de 1950. *

Nota de prensa sobre la elección de 1950. *

 

Finalizado su periodo en 1953, Floridor Arriagada no se presentó a la relección, decisión que causó gran tristeza entre la comunidad maipucina, ya que su labor fue reconocida por camaradas y adversarios. En su despedida de la escena política, el periódico “El Monumento”, en su edición del 15 de marzo de 1953, consigna lo siguiente: “…durante el tiempo que actuó como regidor puso todo su empeño y entusiasmo por resolver los problemas que día a día se presentaban a la Municipalidad. Dio ejemplo de patriotismo y puso en juego toda su capacidad en la solución de muchos problemas comunales.”

Quizás por su vocación de servicio, quizás por petición de algunos vecinos, Floridor Arriagada volvió a la arena política para la elección municipal de 1956. Pero los tiempos habían cambiado, y Arriagada, en lo que sería un anuncio para el radicalismo chileno, no logró concitar el respaldo ciudadano, dando por terminada su participación en el ejercicio público.

 

* Imagen obtenida del periódico “El Monumento”, correspondiente al 6 de abril de 1950.

Deja un comentario