El Caso Fairlie y la responsabilidad política del concejo municipal en Maipú

concejales de maipu

 

Las malas noticias no corren, vuelan

Mientras transcurre este tiempo interminable en el aeropuerto, escribo desde mi iphone, para www.radioeme.cl

Las noticias no son buenas desde nuestra querida comuna, mi tierra adoptiva, cuna de la patria, de la zumba, del show  y del copete.

Carlos Fairlie, prestigioso jurista,  del circulo más estrecho de la alcaldesa Cathy Barriga, hombre responsable de las leyes en la Municipalidad, ha sido condenado por manejar en estado de ebriedad , (2,2. g de alcohol  en la sangre). –como referencia cuatro copas de vino equivalen a 1:11 gramos de alcohol por litro de sangre, y por tanto el conductor  se encuentra en estado de ebriedad. ( O sea este conductor andaba raja)

Y no es el único, el anterior Administrador Municipal Felipe Contreras, también top five del equipo de la Sra. Cathy,  tuvo condena por la misma condición, aunque es justo decir,  todo indica que  no andaban tomando  juntos.

 

¿Y que han dicho los  honorables  concejales y concejalas  de estas glamorosas historias?

El silencio de los inocentes

Quizás no les corresponda hablar cuando han hablado y condenado los tribunales de justicia, pero a lo menos políticamente, (de política no politiquerìa) algo habrán tenido que decir,  sobre todo si viendo transmisiones de sesiones del concejo, ambos condenados, llamaban la atención de algunos concejales y concejalas por carecer de argumentos  y los ninguneaban de lo lindo. Bueno ahora en beneficio  del silencio de los concejales y concejalas,  podría justificarse todo eso, porque a lo mejor cuando Fairlie y Contreras estaban algo más alterados es porque “andaban con resaca”

.

Otras perlitas  y más silencio concejil

Y no son los únicos casos de funcionarios, que habiendo sido seleccionados por “un comité de excelencia” como se decía al principio de la era Barriga, se han salido del libreto de transparencia y honestidad,  que la alcaldesa les ha impuesto, para borrar del municipio toda huella de corrupción y malas costumbres, tarea  a la que ella está dedicada en cuerpo y alma, pero igual surgen hechos como los de  funcionaria cuestionada por falsear título, o guardias financiados por los contribuyentes para cuidados personales, o cuestionamientos  por viajes al extranjero, pagos abultados por actos, celebraciones, show, etc, informes de contraloría sobre distintas materias,  , despido injustificado de profesores, exceso en el pago de horas extraordinarias,  despido de funcionarios municipales, licitaciones siempre en la mira, cuestionamientos de dobles asesorías…

¿Y nuestros chapulines concejales y concejalas, que juraron o prometieron cumplir con su deber fiscalizador? ¿Qué temen perder? ¿Qué dejan de ganar  si fiscalizan con rigurosidad?

 

Lo único que pueden perder es lo que la ley que les rige, señala como causal  de cese del ejercicio de sus cargos de concejales, entre otras “Incurrir en  contravención grave al principio de la probidad administrativa, en notable abandono de deberes…”

 

¡Salud compadre!

Imagen : www.maipu.cl

 

By Jorge Nieto G.

A %d blogueros les gusta esto: