IGUALITO ,PERO MUY DIFERENTE (*)

 

 

Hace unos cuantos meses  atrás acompañé a un par de sobrinos queridos, a ver el espectáculo siempre atractivo y fascinante para los pequeños que es el Circo.

Ellos quedaron encantados con la visita al circo y no olvidaron algo que los payasitos repetían con mucha gracia, por supuesto acompañado de una voz estridente y rasposa casi gritando decían  “Igualito pero muy .diferente”, y daban ejemplos de dos cosas que aparentemente se parecen , pero son al mismo tiempo distintas., claro , lo hacían con la gracia de los payasos.

Esto viene a mi memoria, luego de enterarme de algo también gracioso, como es la doble inauguración del Mirador de nuestro  Templo Votivo de Maipú, porque ya se había inaugurado durante la gestión del ex alcalde Undurraga, a quien le vino como anillo al dedo ya que hasta esa fecha su gestión era todavía una promesa,.,  y ahora tiempo después a propósito de la celebración del Bicentenario de la Batalla de Maipú, se repetía la inauguración   esta vez con la Sra. Cathy Barriga.

Me parece escuchar la voz  de “igualito, pero muy diferente”, claro es lo mismo, pero con actores y propósitos  diferentes.

No es lo único, ejemplos más cercanos son los de la administración del ex alcalde Christian Vittori, que aprovechando de hacer un poquito de marketing con los recursos SEP que llegan a las escuelas, repartió mochilas y útiles escolares a los estudiantes de colegios municipalizados, claro ahora la Sra. Barriga, hizo lo mismo pero con otros colores, los de Maipú que alguna vez se debe haber muerto porque ahora renace, un reparto  “igualito, pero muy diferente”

 

También en la era Vittori, el Templo Votivo  comenzó su secularización, abriendo paso a una  singular fiesta o feria cervecera, ahora, en la era de la alcaldesa Barriga, en el mismo Templo Votivo se promociona por parte del municipio la presentación del Che Copete y otros numeritos ad-hoc.. ¿Qué tal? Ve “igualito, pero muy diferente…”

Para qué recordar una parafernalia infernal de la administración Vittori, donde asesores de toda ralea, hicieron de la persona del ex alcalde un protagonista con altas dosis de narcisismo social , estaba en la prensa, simulacros de posible caídas de aviones, grandes espectáculos, una ciudad multicolor feliz, preparando asados o simulando hacerlo “Donde Zacarías” un conocido empresario gastronómico pinochetista ; todo era casi un cuento de hadas con un príncipe en ciernes.

Todo aquello murió para renacer en celeste y amarillo, con música y baile por todas partes, con la primera autoridad que montada sobre un aletargado corcel, se abre paso entre el pueblo súbdito de los homenajes del bicentenario,  prisionero de uno de los tacos monumentales que no tenga  memoria  la comuna, si ayer fue un príncipe, ahora es una princesa, …igualito pero muy diferente, dos vidas   iguales pero muy diferentes, cruzadas por  ese hechizo mágico que hace percibir a sujetos de poder temporal  como diferentes de la realidad, con una corte cercana de aduladores versión “Winner”, que le avivan la fiesta.

Imágenes de contexto:

1.- Alcaldesa de Maipú Cathy Barriga  celebrando Hallowen  caracterizada como  Maléfica  en la sala de alcaldía.

2.- Ex Alcalde Christian Vittori caracterizado como Chef frente a una parrilla en el Restaurant “Donde Zacarías”

 

(*) By Jorge Nieto G.