MONUMENTO A LOS HÉROES DE MAIPÚ.

Imagen : En Silva,Jorge Gustavo “La nueva era de las municipalidades en Chile” Santiago de Chile 1931

Si de postales imborrables se trata, la comuna de Maipú bien podría entregarnos con total facilidad al menos dos imágenes: el Templo Votivo y el nunca bien ponderado Monumento a los Héroes de Maipú. Y si decimos nunca bien ponderado es porque este ilustre homenaje hacia los combatientes de la homónima batalla ha sido objeto de confusiones y afrentas de toda clase, tanto por parte de las autoridades como de la comunidad.

 

Conocida erróneamente como “la plaza Monumento” o “la plaza de los cañones”, el Monumento a los Héroes de Maipú o de la Victoria fue ordenado construir por O´Higgins mediante decreto del 10 de mayo de 1818, es decir, apenas 35 días de acaecida la batalla, en un gesto que revela la importancia que tuvo la contienda para la vida nacional.  En parte del decreto firmado por Bernardo O´Higgins y su ministro José Ignacio Zenteno se expresa lo siguiente:

“Que en lo más descubierto de la loma, teatro principal de la Batalla de nuestros triunfos, se erija una Pirámide cuadrangular de treinta pies de elevación, cuyo pedestal revestido de cuatro láminas de bronce correspondiente a cada uno de sus lados, presentará estas inscripciones. En la lámina del Oriente se leerán, entre laureles, los nombres del Excelentísimo General en jefe San Martín y de los oficiales generales, que mandaron la acción. Una fama coronará el todo y de su clarín saldrá este mote: GLORIA INMORTAL A LOS HÉROES DE MAIPÚ; VENCEDORES DE LOS VENCEDORES DE BAYLÉN”.

Del anterior extracto se desprende que tanto el diseño como las inscripciones fueron imaginadas y proyectadas por el propio O´Higgins, quien fue diligente en extremo para llevar a cabo la dictación del decreto. En cuanto a la leyenda principal, de difícil comprensión para algunos, hace referencia al regimiento Burgos, tropa del ejército español que derrotó en la batalla de Bailén a las tropas de Napoleón en la lucha por expulsar a los franceses de la península ibérica.

 

Pese a la celeridad impuesta por el director supremo, el mentado decreto sólo se concretó con motivo del primer centenario de la república, vale decir, casi cien años después de su dictación, por lo que no fue hasta el 13 de septiembre de 1910 que se produjo la inauguración del monumento. La crónica extractada de una revista de la época describe el escenario y el momento de la ceremonia: “A las 11 de la mañana del día 13 de septiembre se verificó en el histórico campo de Maipú la inauguración de la columna conmemorativa de la victoria del 5 de abril de 1818. A esta ceremonia asistió una numerosa concurrencia entre la cual notamos la presencia de la mayor parte delas delegaciones extranjeras. Desde la estación Maipú, carruajes oficiales condujeron a los concurrentes hasta el sitio en que debía llevarse a efecto la ceremonia.” A diferencia del panorama actual, en el Maipú del 1910 el paisaje era predominante rural, por lo que el monumento se emplazaba en un espacio más bien descampado, alejado de todo asentamiento o poblado, colindante a un camino público y cercado por una verja de alambre. Desde la entrada hasta el pie del pedestal que tenía el monumento como base se dispusieron todas las unidades del ejército con sus respectivos estandartes, complementadas por un pelotón de sus respectivos regimientos. Asistían a la ceremonia destacamentos de La Escuela Militar, integrados por doce regimientos de infantería y nueve regimientos de caballería y artillería; junto a ellos, se hacían presentes la Escuela de Suboficiales y el Batallón de Ferrocarrileros, además de una delegación del colegio militar argentino.

 

 

Entre las particularidades del monumento, llama la atención que en ninguna de las láminas de bronce fijadas por los cuatro costados de la pirámide se hace mención a Santiago Bueras y Avaria, quizá el gran héroe caído en la batalla de Maipú, omisión que revela el olvido en el que cayó la figura del portentoso teniente coronel, máxime si se toma en cuenta que el listado de los combatientes fue elaborado a partir de documentación oficial consignada por el estado chileno. Omisiones aparte, y pese a su importancia, el monumento no ha estado ajeno a las profanaciones y a incultura por parte de los vecinos. Rayados, tags y suciedad originada por actividades municipales, además del daño ocasionado por los terremotos de 1985 y 2010, han deteriorado la ofrenda institucional hecha a los valientes de la gloriosa epopeya de abril.

ESTE ARTÍCULO FORMA PARTE DEL PROYECTO . “LOS SITIOS OLVIDADOS  DE LA BATALLA DE MAIPÚ”, DE WWW.RADIOEME.CL  FINANCIADO  POR EL FONDO DE MEDIOS METROPOLITANO 2018 DE SECRETARÍA GENERAL DE GOBIERNO Y GOBIERNO REGIONAL METROPOLITANO.

Derechos Reservados

4 Responses to MONUMENTO A LOS HÉROES DE MAIPÚ.

  1. Jorge Godoy dice:

    Paso por ese lugar cada cierto tiempo … suponía que era un monumento mas no sabía que monumento tan importante era… me duele y asombra su abandono actual y la poca sensibilidad de las autoridades y vecinos

  2. Daniela Faundez dice:

    Emblemático lugar de mi querida comuna, es emocionante conocer el gran valor histórico que tiene!!!

  3. Pamela Riveros dice:

    Es bello y sobrio homenaje ,que fue el centro de las celebraciones del 5 de abril .Ahora no se utiliza y todo se hace en el Templo. Las leyes del tránsito se imponen por sobre nuestra historia. Así es nuestro actual Chile.

  4. Jorge Silva dice:

    Este Monumento tan bello y testimonial, los tres últimos alcaldes lo han utilizado como escenario de eventos de dudosa calidad y ferias de todo tipo. Una falta de respeto a nuestra historia nacional y local , y nadie dice nada. Siempre estos alcaldes pensando en los famosos eventos para lucirse y buscar votos.

Deja un comentario