Se hizo justicia : Carlos Fernández ,ganó concurso y es titular en el cargo de Director del Liceo Nacional.

Imagen : Carlos Fernández junto a su hijo ex alumno del Liceo Nacional

Archivo Radioeme

 

CODEDUC  dio a conocer que en el concurso de Directores para nueve establecimientos municipales de la comuna, ocho fueron declarados desiertos y solo uno resultó con ganador y este fue el caso del Liceo Nacional de Maipú en la persona del señor Carlos Fernández.

Este resultado ,evidentemente fue oscurecido por el verdadero  vendaval  de críticas, bromas  que desató la beca estudiantil denominada Cathy Barriga y a la vez prosiguió con el mural diseñado y pintado en la entrada del Liceo Nacional, que  había sido inaugurado en el mes de noviembre. Obviamente con intención o sin intención  se relacionó el resultado del concurso  con esos dos polémicos  y controvertidos eventos

¡ Claro ganó concurso y fue nombrado porque hizo el mural que culmina  con la imagen de la actual alcaldesa , dijeron muchos críticos y también muchos opinólogos malidicientes ¡

EL ORIGEN DEL LICEO NACIONAL

Nada más lejos de la realidad y pongamos las cosas en su contexto. El Liceo Nacional  fue fundado el año 2003 por el alcalde Dr. Roberto Sepúlveda.

Cuando estaba en proyecto  surgió una polémica  por su nombre original Instituto Nacional de Maipú,el alcalde era admirador del modelo  de ese señero establecimiento educacional, su hijo estudiaba allí  y quiso replicar este modelo en Maipú . La comunidad  del Instituto Nacional se opuso que llevar ese nombre  ,por lo cual se optó por el nombre de Liceo Nacional de Maipú.

El Liceo Nacional de Maipú, para muchos progresistas y políticos  con una mirada sectaria, nació con ese  especie de “estigma” ,un  colegio municipal elitista que seleccionaba por notas y creado por un alcalde de “Derecha”.

Su primer Director nombrado en calidad de contrata, es decir anualmente podía ser cesado y sin tener la calidad de titular en el cargo. Fernández se transformó en el  Director- Fundador .

 

CODEDUC  CUOTEOS Y OPERADORES POLÍTICOS

Llegó la nueva administración del alcalde Alberto Undurraga e instauró la práctica  usual del cuoteo político, el amiguismo  y las redes familiares y políticas. El sistema educacional municipal de Maipú vivió ese sistema durante los  ochos años de su mandato.

Tres gerentes  en la CODEDUC, Gerardo Barros ,un Asistente Social proveniente de las redes sociales y familiares del alcalde y que es recordado por muchos docentes por sus monumentales “curaderas” y bailes eróticos que protagonizaba al final de los suntuosos seminarios realizados en soñados centros de recreación fuera de Santiago  con consultoras externas. Luego llegó un operador político de la DC de tomo y lomo con cierto perfume sectario, Carlos Delgado, siempre miraba el color político del docente y del postulante. El modelo del Liceo Nacional no le simpatizaba, ni menos su Director  en funciones ( así se denomina a un Docente Director que ejerce el cargo pero no es titular de la planta) Carlos Fernández .

No llamaba a concurso publico la dirección del Liceo Nacional, por la sencilla razón que no encontraban a la persona idónea que fuera de la “familia” ( es decir de la DC) Se llenaban los cargos directivos  vía concurso público  ,pero siempre  con una extraño equilibrio entre Directores DC y Directores  con algún padrino político, pero el Liceo Nacional no era concursado.

¡Bien extraño ¡

Carlos Delgado fue reemplazado  -siempre en la era de Undurraga- por otro insigne operador político del PPD , Carlos Henríquez ,propuesto por Sergio Bitar a Undurraga quien presto lo nombró en Maipú, saltando luego a la CODEDUC.

De educación municipal  “ni Idea”, pero como buen político vio la oportunidad y se especializo;  contrató asesores externo hizo un magister   cuya tesis  fue dirigida por Mario Waissbluth  en el  tema del liderazgo de los Directores de colegios municipales de Maipú.¡ Que mejor ‘

En su administración se hicieron concursos de Directores y como siempre ,las cuotas respectivas. Una directora de un partido de izquierda, dos directoras  avaladas por Herman Silva, otro perteneciente  al “círculo ignaciano” que incluso venía con sumario desde la comuna de Cerro Navia  y el concurso del Liceo Nacional declarado desierto.

A todo esto el Liceo Nacional  ofrecía resultados académicos medidos en la PSU a nivel nacional, en sus primeras generaciones en Maipú sólo era superado  por el Colegio particular pagado  Internacional  Alba.

Su matrícula a plenitud y  gran demanda  para ingresar.

Su Director participando en el diseño instruccional de los denominados Liceo Bicentenarios.

En Maipú fue el autor  en las sombras  del diseño del modelo educacional del Liceo Bicentenario de Niñas , digo en las “sombras” porque María Luisa Rivera. Directora de Educación de Undurraga  , pareja de Alejandro Traverso Seremi de Educación y primera Directora del Liceo Bicentenario de Niñas ,en construcción educativa  y diseños instruccionales  no era muy versada.

Hoy en día esta funcionaria del ex alcalde  Undurraga discursea y dirige la educación municipal de Puerto Varas con el apoyo del diputado Fidel Espinoza

En los  ocho años de Undurraga asistimos cada año al ritual que el Alcalde se reúnen con los máximos puntajes  en la PSU ,pero siempre incorpora a todos los egresados de colegios particulares y municipales  y entre ellos ,los pertenecientes al Liceo Nacional.

En el salón de la alcaldía el desayuno, los discursos, los abrazos, las fotografías y algún regalo , pero el establecimiento sin un Director titular.

Con todas sus letras ,Fernández no era bien querido por esa administración ,especialmente por algunos siniestros asesores en las sombras y con poca preparación   – por no decir nula .preparación académica. No les daba garantía política o lealtad.

Fernández ,siempre tenía y tiene algo “bajo la manda” , comunicaba cuando ya todo estaba listo. Sus desfiles masivos, sus actividades directas  con el Templo ,su modelo patrimonial, la galería de personajes  en las estanterías de su biblioteca : la biblioteca de Raúl Téllez, de Mama Icha. Su comunicación directa  con entidades  o departamentos del MINEDUC ,ciertamente molestaba a los mandos medios radicados en la CODEDUC y asesores políticos de tono menor en las sombras.

Fernández siempre siguió y sigue un sabio consejo que le dio un sabio profesor  cuando trabajaba en su etapa de joven  en un Instituto Comercial ( que ya no existe) ubicado en Alberto Llona. “Cuando tengas un proyecto, ten la reserva necesaria y no lo muestres hasta verlo ejecutado”

El proyecto del mural lo conocí cuando ya casi estaba terminado en el mes de octubre, a propósito del relato o libreto que estaba haciendo  para hilar todos los personajes que allí aparecen y que debía ser leído por una voz en off  al momento que algún apoderado o alumno quisiera escucharlo-.

Ahora ese proyecto fue conocido cuando estaba listo y miren la trifulca que se armó,quizás hubiera sido mas saludable darlo a conocer antes a la comunidad y tal vez se hubieran evitados todos  estos inconvenientes y las críticas que surgieron.

EL LICEO NACIONAL SIN CONCURSO DE DIRECTOR O DECLARADO DESIERTO

En la administración Vittori, el tema educacional fue el acabóse.

La CODEDUC en manos del Ingeniero Comercial Jonathan Fernández  que se decía Doctorado en una Universidad Europea, incluso el acta  del Directorio de la CODEDUC lo menciona , y todo era falso.  Un gerente a cargo de toda la educación municipal con un grado académico falso y no le pasó nada. Vittori lo mantuvo durante cuatro años.

En el  Directorio nombró a un oscuro personaje de la Democracia Cristiana con título de periodista  en la Universidad  Pedro de Valdivia ( nunca acreditada) su apellido Velásquez y su nombre Rodrigo, pero con grandes habilidades  en materias mercantiles  e inmobiliarias En el municipio Vittori rodeado de presuntuosos y poco preparados asesores .

Un asesor comunicacional Silva Serqueira  que al inicio del mandato tenía 4to medio ,luego obtuvo el título de periodista también  en la Universidad Pedro de Valdivia , luego se develó el misterio que trabajó para la CNI con una “chapa” y que tuvo la tupé  de decir que el Caso Basura lo sacaba de la agenda en  dos días ; todos estos personajes  miraban la educación municipal con ojos ignaros y miradas políticas de bajo vuelo. Importaba llenar cargos con leales y operadores.

El último año de su mandato el 2016 llamó a concurso de Directores en distintos colegios municipales, entre ellos el Liceo Nacional  ya estaba operando como Director  de Educación Julio Torres, leal operador y recaudador  de fondos para la campaña de Vittori.

En este proceso ,nuevamente el cargo de Director del Liceo Nacional fue declarado desierto.

Raro, bien raro. ¿Carlos Fernández, director-fundador del Liceo Nacional no tenía méritos suficientes?

Los números lo avalaban : matricula y resultados académicos.

Los estudios lo avalaban : Magister en Educación, entre otros,

La experiencia lo avalaban :Más de 14 años  Director del establecimiento.

 

¿La mano e injerencia del ex concejal Jara y del Director de Educación, estuvieron presentes?

 

En la administración  Vittori también durante  sus cuatro años de gestión ,el ritual de premiación a los mejores puntajes en PSU, el desayuno, la fotito, los abrazos   y la publicidad para el alcalde, pero el Director del colegio con los mayores y mejores puntajes ,no era titular en el cargo vía concurso público.

 

El docente podrá ser autoritario, liberal, participativo o poco participativo , de un color político x o z ,simpático o poco simpático, cordial o  enojón,pero hay  parámetros objetivos  que pueden indicar cómo ha sido la gestión.

Ahora, con una alcaldesa  de derecha, ganó concurso y obtuvo la titularidad del cargo, no fue ahora nombrado como se dijo por ahí , ya que fue nombrado el año 2003.

Sólo cabe preguntarse el por qué,  en un concurso  de nueve cargos de Directores , ocho fueron declarados desiertos, era la oportunidad de renovar el team de Directores especialmente en algunos colegios en los cuales, la situación no anda muy bien , y existen serios problemas.

También cabe preguntarse , ¿ qué papel  jugó el Director de Educación en este extraño concurso  que declaró desiertos ochos cargos?

El evidente que  en la CODEDUC existe un larvado conflicto en el cual el Director de Educación  es el  centro.

Finalmente en caso del profesor Carlos Fernández ,creo que se hizo justicia y además  se produjo lo que en juego muy popular se llama capicúa.: un alcalde de la UDI  lo nombró Director  en funciones del recién creado Liceo Nacional y una alcaldesa de la UDI después de 15 años firmó el decreto  que le entrega la titularidad del cargo vía concurso público de antecedentes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: