RadioEme

El Diario Electrónico de Maipú

LA PANDEMIA EN EL MUNDO Y EN MAIPÚ (*)

               (*) Sergio Benvenutto Donoso
                
              Imagen : Gentileza de Manuel Silva Salazar

Gran parte de los contagiados y un alto porcentaje de fallecidos en Italia eran habitantes de Lombardía.

Hablar de Italia, es pensar en el mediterráneo, en la cuna del Humanismo y del Renacimiento, un país de bellos pasajes y de una incomparable riqueza patrimonial y cultural. Un poco menos sabíamos de Lombardía, región que estuvo en los noticieros centrales de todo el mundo a propósito de la pandemia COVID-19, ya que gran parte de los contagiados y un alto porcentaje de fallecidos en el país eran habitantes de ese lugar.

Aún con la carga y el dolor de esta pesadilla, han tratado de encontrar los errores cometidos, que permitieron al virus avanzar en los contagios y terminar con miles de vidas entre los lombardos. Y su cruda experiencia da cuenta de una serie de errores en el tratamiento de la pandemia, según carta de médicos cirujanos y odontólogos de esta región, entre los que consignan;

  • La falta de datos sobre la propagación exacta de la epidemia.
  • Las dudas e incertidumbre para aislar con prontitud a las zonas de riesgo.

  • El manejo deficiente de los hogares de ancianos.

  • Falta de protección adecuada del personal médico y sanitario.

  • La falta de gobierno y liderazgo para actuar sobre la emergencia de salud pública.

Concluye el informe señalando la importancia que tiene al reanudar gradualmente las actividades, que todas las personas sean sometidas a pruebas inmunológicas rápidas, lo que debiera permitir identificar a las personas contaminadas sin tener síntomas y por tanto, que hayan desarrollado anticuerpos.

Y una sentencia final:

“Cualquier imprudencia podría conducir a un desastre de proporciones difíciles de imaginar”, «Las medidas de aislamiento social deben fortalecerse y aplicarse con absoluto rigor”.

En Chile, a casi doce mil Kilómetros de distancia de esta potencia europea, la información de los primeros días del mes de mayo, indica que la región metropolitana acumula el mayor número de casos de contagio (65% del total país). Adicionalmente se precisa que el contagio se ha ido desplazando desde el sector oriente hacia zonas más densamente pobladas, y que corresponden a sectores de mayor vulnerabilidad social

Maipú, es la tercera comuna en la Región con mayor número de contagios y quinta del país.

Sí concordamos en que esta Pandemia no es una invención de un enemigo ficticio o una conspiración que por ahora desconocemos y que en concreto representa una real y directa amenaza a la vida de las personas, entonces tenemos una obligación ética ineludible en primer lugar con nuestro autocuidado y de manera especial con el cuidado de los otros como expresión de reconocimiento del derecho a la vida como señal consecuente de respeto al más esencial de los derechos humanos.

Un papel trascendente que implica su responsabilidad social, están llamados a liderar las autoridades políticas administrativas locales, donde la urgencia e interés de bien común en estas circunstancias radica en su tarea de hacer cumplir y fiscalizar todos los decretos, resoluciones y protocolos vigentes relacionadas con la alerta sanitaria y emergencia de salud pública, en coordinación y planificación con las distintas instituciones públicas  sociales asentadas en el territorio.

La autoridad comunal, con la misma fuerza que legítimamente reclama mayor información y transparencia de la autoridad nacional a cargo de las políticas diseñadas para atender los efectos del coronavirus, debe consecuentemente comunicar con rigurosa claridad y transparencia la situación de la comuna así como los planes que se han previsto para atender las distintas demandas de la población en materia de emergencia por ejemplo en el tratamiento de pacientes contagiados , seguridad, educación, atención del comercio , transporte, servicios, y todas aquellas áreas sensibles en la convivencia de la comunidad., que es lo que verdaderamente interesa, sin que las buenas ideas tengan timbre de referentes políticos o se pierda el tiempo en otras banalidades.

Un plan es un proyecto intencionado, sistemático, con un método, un camino para llegar a alguna parte, permite formular hipótesis y anticipar posibles resultados. Si una comunidad o las autoridades no cuentan con un plan, sabrán por el movimiento que van hacia algún destino incierto, sin saber cómo ni para qué.

Maipú ha estado en la portada de noticias de Chile y el mundo (y saben de nuestra existencia, tal como supimos de Lombardía ) en nuestro caso porque 400 jóvenes, son sorprendidos a altas horas de la noche, en pleno toque de queda, en una ruidosa fiesta o carrete, en un rudimentario galpón, extraviados de la realidad.

En el día por las calles y avenidas transitan normal y rutinariamente centenares de personas, que tampoco parecen conmovidas por los efectos del coronavirus, que invisible a nuestros ojos, se multiplica en lo que más le gusta, la reunión social y mejor todavía en la multitud descuidada e irresponsable.

AQUÍ, volvamos a recordar lo que concluyeron en la región de Lombardia, Italia, tras hacer un recuento de aquello que no hicieron y han pagado un alto costo en vidas humanas:

Cualquier imprudencia podría conducir a un desastre de proporciones difíciles de imaginar”, «las medidas de aislamiento social deben fortalecerse y aplicarse con absoluto rigor”.

En lo que parece un error comunicacional del gobierno, es haber asegurado mientras se subían los primeros peldaños de esta Pandemia, que se entraba en una suerte de “nueva normalidad”, lo que incluía entre otras medidas, el regreso de miles de estudiantes a sus colegios para retomar las clases presenciales.

Es justo ahora, cuando se triplica el aumento de contagios, que el Ministro de Educación reitera en una reunión en la cámara de diputados que “seguirán adelante con el plan de retorno, asegurando que “los estudiantes encontrarán una mejor protección sanitaria en las escuelas que en sus hogares”.

Es de esperar que nuestras autoridades comunales, coincidan en la firmeza de sus decisiones por el bien de Maipú, para que las futuras evaluaciones y responsabilidades de su cometido, no sea sobre lo que dejaron de hacer o hicieron de forma imprudente.

 

Acerca del autor

 

Sergio Benvenutto  Donoso, es Profesor, Licenciado y Magister en Educación,Postítulo de mención en Ciencias Sociales  Historia y Geografía, Diplomado en Liderazgo y Gestión Estratégica Educativa, se desempeña como apoyo a la gestión directiva en Liceo José Ignacio Zenteno CODEDUC-Maipú.

 

« »

© 2020 RadioEme. Tema por Anders Norén.