Uno de los grandes triunfadores .el principal,  en términos de votos obtenidos  de las Primarias  de gobernadores celebradas el 29 de  noviembre fue Claudio Orrego, doblegó fácilmente a los  representantes del PPD y PS, Helia Molina y  Alvaro Erazo, que con un lenguaje y  una campaña  noventera y desde las alturas no tuvieron mayor resonancia electoral.

La DC, obtuvo el triunfo sobre sus aliados en cinco primarias y la más resonante, sin duda, es la de la Región Metropolitana, si llegara a ganar  la gobernación de Santiago el 11 de abril de 2021   inmediatamente se transformaría en una carta presidencial, aunque lo nieguen y acudan a frases manoseadas y creyendo que la mayoría de los chilenos somos  tontos, , que “no es el momento de hablar de candidaturas” y bla, bla, .

De acuerdo a este  probable escenario, son evidentemente ,malas noticias o inciertos presagios para los dos pre candidatos presidenciales que tiene la Democracia Cristiana: Ximena Rincón y Alberto Undurraga

 

¡”VAMOS ARANDO DIJO LA MOSCA”¡

El triunfo de Orrego en la Primaria, en Maipú  fue recibido con enorme satisfacción por las huestes  de la DC. Las redes sociales  relacionadas con  Maipú inundadas con felicitaciones  de conocidos  y tradicionales camaradas DC.

Mensajes, como ¡vamos que se puede¡,¡ Lo logramos ¡ ¡ Fotos por doquier¡ ¡ Fruto de nuestro trabajo ¡, etc, etc,.

Comprensible  la alegría de muchos partidarios de ese Partido, que en los últimos años se han visto  desganados y tristones, especialmente por la pérdida de pegas municipales  y estatales, así como otros beneficios y contactos. Cabe recordar que el municipio de Maipú, estuvo en manos  DC por lo menos unos 20 años. Después, muchos de los camaradas se fueron laboralmente de Maipú, en un momento al Ministerio de Obras Públicas, otros a la Intendencia, incluso  al municipio de Peñalolén. Todo esto es humano comprensible, la mayoría de los Partidos Políticos chilenos tiene una fuerte raigambre clientelar.

Pero tal como dice el subtítulo, el trabajo político y territorial en Maipú, en favor del candidato  Claudio Orrego, dista mucho de ser exitoso, por decirlo elegantemente, porque la verdad es un verdadero fiasco, en una comuna electoralmente importante.

Orrego obtuvo 1.734 votos, esa votación  es vergonzosa en comparación   con los 44.000 votos que obtuvo en la región. Maipú  representa el 3,9 % de la votación nacional de Orrego y no tiene relación alguna con la base electoral de la elección municipal del año 2016, en la cual la DC obtuvo 13.491.

¿ Algunos habrán atornillado al revés?

Creo que la razón  principal,  se relacional que la DC comunal  está evidentemente   fracturada internamente, en lenguaje coloquial  hay dos grupos que están “como el perro y el gato”. La palabra “UNIDAD” está ausente en el vocabulario de los principales  actores comunales de ese Partido.

Un pre candidato Presidencial – Alberto Undurraga- que hizo campaña en favor suyo, de su candidata a la concejalía Graciela Arochas y de…Claudio Orrego y otro sector, perteneciente a la Presidenta Comunal que  hizo y hace campaña por otro lado. Incluso las celebraciones e imágenes, vía redes sociales se muestran claramente los dos sectores. Cada uno tira para su sector.

Ahora se suben al carro y gritan ganamos con Claudio Orrego, pero lo único  que falta   gritar, y vivaquear : ¡“Vivan los 1.700 votos ¡ ¡ Vámos que se puede ¡