Dirigentes disidentes del Colegio de Profesores : Andrés Palma es un “Metiche”

Dirigentes nacionales del Colegio de Profesores, disidentes de la conducción de Jaime Gajardo, realizaron una conferencia de prensa, donde, entre otras cosas, explicaron las razones del rechazo docente a las soluciones que entregó el Gobierno, respecto de la “agenda corta”. También emplazaron a funcionarios del Gobierno, por declaraciones perjudiciales para el gremio. Aclararon que el rechazo a la “agenda corta” muestra el fracaso de una estrategia interna, lo cual los obliga a cambiar de dirección y ponerse en estado de movilización, junto con el movimiento social por la educación.

Desde que Gajardo retomó la conducción del gremio, la estrategia para alcanzar sus demandas fue generar vínculos con la clase política, suponiendo que la participación del Partido Comunista en la Nueva Mayoría, significaría mejor sintonía con las luchas históricas de los profesores. Sin embargo, el rechazo a las políticas del Ministerio de Educación en la consulta docente, demostró que aquella estrategia había fracasado. Por lo tanto, hoy los dirigentes disidentes a esa postura, declararon que la nueva estrategia tiene que ser, necesariamente, volver a conectar con el movimiento social. Desde ahí, ejercer presión en La Moneda para restablecer una mesa de negociación, conseguir respuestas satisfactorias a los temas urgentes, como también proyectar su fuerza, para lograr la realización de una Reforma Educacional de carácter estructural.

Los dirigentes disidentes corresponde a Mario Aguilar,Dario Vasquez,Francisco Seguel,Carlos Díaz y Bery de la Fuente

Esto fue lo que dijeron:
Primero: Son lamentables las declaraciones de Andrés Palma, un metiche. Él hace algo completamente impropio, porque no le corresponde emitir opinión sobre asuntos internos del gremio. Esos asuntos los tenemos que discutir entre nosotros y los profesores del gremio, no con un funcionario de gobierno.Queremos ser claros y contundentes en que rechazamos categóricamente el intento de intromisión de Andrés Palma a nuestro gremio.

Segundo: Lamentamos también las declaraciones de la Subsecretaria, Valentina Quiroga, quien dijo que este era el máximo esfuerzo del Gobierno. Yo le pregunto a la Subsecretaria: ¿Este es el máximo esfuerzo del Gobierno?. Este esfuerzo que ha sido ampliamente rechazado por los profesores, ¿es lo máximo que ustedes pueden ofrecernos? Este mezquino y ambiguo ofrecimiento, ¿es el máximo esfuerzo?
Es realmente inaceptable.
Nosotros estamos esperando que esos dichos se aclaren o sean desmentidos por el Ministerio o por la propia Moneda, porque si ese es el máximo esfuerzo que el Gobierno puede hacer para mejorar las condiciones laborales del profesorado, entonces acá estamos muy mal. Significa que los profesores vamos a seguir trabajando agobiados, que no va a ver solución para los profesores a contrata, que las jubilaciones van a seguir siendo miserables. ¿Ese es el máximo esfuerzo? Eso es impresentable. Sería penoso que el Gobierno estuviera mirando de este modo a los profesores.
Tercero: Vamos a exponer al directorio nacional que es necesario poner al gremio en estado de movilización, para presionar al gobierno para que reinstale la mesa de negociación. La demandas de la “agenda corta” son demandas indispensables; urgentes, que hoy están agobiando al profesor y, por lo tanto, requieren de una respuesta rápida -razón por la que se le llamó “agenda corta”.
Esto no puede esperar a ser resuelto en el contexto de una reforma, que puede tardar perfectamente todo este Gobierno. Nosotros esperamos que la conducción asuma la propuesta que vamos hacer, porque aquí fracasó la estrategia de aliarse con la clase política. Por lo tanto, vamos a proponer una corrección unitaria de esa errada estrategia -ojalá con todo el directorio- y volver a nuestro aliado natural, al lugar que nos corresponde, que es el movimiento social por la educación.
Nuestra primera alianza es con los estudiantes, con el mundo social, con los otros trabajadores, las organizaciones ciudadanas, para que, desde esa condición de unión con todos esos sectores, ejerzamos presión a la clase política. Por una reforma que sea de carácter estructural y para dar solución a nuestros puntos centrales, que son los de la “agenda corta”.
Confiamos en que el directorio nacional, y la instancia que venga después como una asamblea general, acepte ponerse en estado de movilización creciente, lo que puede terminar en un paro indefinido, si no hay respuesta del gobierno. Lo que nos corresponde como organización social, es obligar al Gobierno a que reponga la mesa de negociación y, en un par de meses como máximo, se ponga término a estos problemas urgentes”.

Fuente : www.prezzenza.com
Imagen : PH