Rafael Pino Villegas: el último alcalde designado de Maipú

image_pdfimage_print

Dentro de los títulos honoríficos que la historia suele entregar a sus autoridades de turno, a Rafael Pino Villegas le ha correspondido ser recordado como el último alcalde de la dictadura militar. Tras los dos años de José Luis Infante, el largo período de Gonzalo Pérez Llona y el breve ciclo de Alberto Krumm Valencia, la era de los alcaldes designados se clausura con su nombramiento en 1989, prolongándose tres años más, cuando ya la transición democrática se encontraba parcialmente consolidada.

La administración de Rafael Pino Villegas se inaugura con un nuevo modelo comunal, conformándose el Consejo de Desarrollo Comunal, organismo que por disposición legal tiene como finalidad asesorar al alcalde y hacer efectiva la participación de la comunidad. Estaba integrado por representantes de organizaciones comunitarias de carácter territorial y funcional, o por miembros pertenecientes a actividades relevantes de la comuna, exceptuándose a dirigentes sindicales. Esta nueva estructura se explica en función de los cambios institucionales desencadenados a partir del plebiscito de 1988 y el triunfo del no, en donde el régimen comunal busca desconcentrar el poder detentado por la figura del alcalde, acercándose al sistema que se instaurará en el nuevo contexto democrático.

rafaeñ pino villegas 3

En el cuatrienio de su gestión, Pino Villegas continúa con la política de mejoramiento habitacional realizada por sus antecesores. Bajo su mandato se erradica el campamento Santa Clara, ubicado en la intersección de Camino a Melipilla y Américo Vespucio, trasladando a gran parte de sus habitantes al nuevo cordón que se inicia con la villa San Luis; en la misma línea, promueve soluciones de saneamiento e infraestructura para otros tres asentamientos de precarias condiciones (campamentos Presidentes de Chile, Las Turbinas y Joaquín Olivares).

Consolidando la red de agua potable y alcantarillado, da inicio a la construcción de los colectores Américo Vespucio y Avenida Pajaritos-San José, ambos con un costo superior a los 100.000 millones de pesos.

En el ámbito cultural, inaugura la Biblioteca Municipal el 26 de diciembre de 1991, año en que encabeza las celebraciones correspondientes al centenario del municipio, las cuales finalizan con un oficio religioso efectuado en la Basílica del Santuario Nacional de Maipú el día 22 de diciembre. Se destaca igualmente la construcción del odeón ubicado en la Plaza de Armas, como así también la instalación en la misma plaza de una escultura donada por la Corporación de Industriales Maipú-Cerrillos, suerte de vigía atisbando hacia el horizonte, obra a partir de la cual se ofrecieron múltiples y contrapuestas interpretaciones, siendo removida hace pocos años, producto de la remodelación urbana del sector.

Finalmente, es necesario señalar que bajo la administración de Rafael Pino Villegas, se redistribuyen sectores a municipios vecinos (Estación Central, Cerrillos, Pedro Aguirre Cerda y Lo Espejo), adquiriendo la comuna sus límites actuales.


edo
Acerca del autor :
Eduardo Montalbán Marambio es Licenciado en Letras ,Universidad Católica y Magister en Literatura.Universidad de Chile

SESEGOB LOGO

*) Artículo forma parte del Proyecto “Crónicas Municipales. 120 años del municipio de Maipú”.

Fondo de Medios de Comunicación Social año 2014
Ministerio Secretaría General de Gobierno
Gobierno Regional Metropolitano

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com