Tag Archives: Francisco Díaz

Pedro Lemebel y su recuerdo de la docencia en Maipú

 

A propósito  del otorgamiento  del Premio Teddy Award  en el prestigioso festival de cine de Berlin, al documental basado en la vida y obra del escritor chileno Pedro Lemebel ,nuestro columnista, el profesor y escritor Francisco Díaz  recuerda la presencia de  este ícono de la letras chilenas en su paso por la comuna de Maipú,  como profesor.

Hace algunas semanas atrás, tuve la oportunidad de escuchar un relato de Pedro Lemebel (1952-2015) -grabado en Crónicas en Radio Tierra (Youtube)-, que estremeció la coyuntura clásica de lo que significa ser profesor, el tema tiene por nombre: “Ronald Wood: A ese bello lirio despeinado.”

Jamás imaginé que tan ilustre escritor pudiera ejemplificar un pasado presente que rompe y re-estructura la vida entre quienes educan para el deber y quienes educan para obedecer.

A continuación adjunto aquel escrito:

“Quizás, sería posible rescatar a Ronald Wood entre tanto joven acribillado en aquel tiempo de las protestas. Tal vez, sería posible encontrar su mirada color miel, entre tantas cuencas vacías de estudiantes muertos que alguna vez soñaron con el futuro esplendor de esta impune democracia. Al pensarlo, su recuerdo de niño grande me golpea el pecho, y veo pasar las nubes tratando de recortar su perfil en esos algodones que deshilacha el viento. Al evocarlo, me cuesta imaginar su risa podrida bajo la tierra. Al soñarlo, en el enorme cielo salado de su ausencia, me cuesta creer que ya nunca más volverá a alegrarme la mañana el remolino juguetón de sus gestos.

 

 

“PORQUE SERÍA LINDO VOLVER A ENCONTRAR AL RONALD EN AQUELLA COMUNA DE MAIPÚ DONDE YO LE HACÍA CLASES DE ARTES PLÁSTICAS EN LA MEDIALUNA YODADA DE LOS SETENTA”

ALEJANDRO VENEGAS : ÍCONO DE LA PEDAGOGÍA CHILENA Y DEL PENSAMIENTO CRÍTICO

“El negro abismo, la insondable esfera.

Lo invisible, lo incógnito, lo arcano.

Todo está abierto al pensamiento humano.”

(Alejandro Venegas, Discurso de Despedida, 1905.)

 

Alejandro Venegas Carús, el quinto hijo, nació en Melipilla el 29 de mayo de 1871. Su familia pertenecía a las primeras clases medias del Chile republicano. Hijo de José María Venegas, quien era dueño de un modesto “almacén” dedicado a la venta de abarrotes, vinos, licores, artículos de ferretería, elementos para la labranza e inclusive libros mantendrían económicamente el hogar del pequeño Venegas. No obstante el comercio no lo era del todo para su padre, ya que éste participaba activamente en un diario de tendencia progresista, dirigido por el político chileno Enrique Cood (1826-1888), y de conocer socialmente al revolucionario Benjamín Vicuña Mackenna (1831-1886). Desde la mirada del historiador chileno Cristián Gazmuri: “(…) los progenitores de Alejandro Venegas eran personas que todavía aceptaban como algo natural el predominio, en todos los ámbitos, el sector social alto.”

Frente a esto, es posible interpretar que la familia de Alejandro Venegas aceptaba y coparticipaba de las nociones progresistas y utilitaristas, tanto de la vida pública como privada, mezclándose con las costumbres y tradiciones conservadoras.

 

Con los años Venegas Carús ingresaría al Colegio Católico de Melipilla y le tocaría vivir desde la distancia las novedades de la Guerra del Pacífico (1879-1884). Posteriormente, su padre decidió matricularlo en el Instituto Nacional –calidad interno- bajo la dirección del Rector Diego Barros Arana (1830-1907). Sin embargo, Venegas no logró continuar sus estudios por problemas serios de conducta. Durante el mismo año volvió a su provincia natal y se dedicó al trabajo familiar. Según el profesor y escritor Martín Pino Batory: “No sintió dejar el colegio y si lloraba el día de su partida era por temor al castigo paterno que le esperaba”; dada a las condiciones económicas que había invertido su padre por el carísimo pago educacional.

 

En 1887 la epidemia de cólera azotó a Chile, Venegas junto a su hermano mayor José María Segundo lograron aprender a administrar el centro médico de urgencia, en donde diferentes comunidades aledañas de Melipilla asistían periódicamente; quizás este hito provocó un cambio rotundo en la formación académica de Alejandro Venegas, por lo cual decidió retomar los estudios, mediante un examen de admisión y obtener el bachillerato en el Instituto Nacional.

Baldomero Lillo : el  retratista literario del desconsuelo y la desesperanza de la clase obrera de comienzos de siglo xx

 

 

 

 BALDOMERO LILLO EL MAESTRO LITERARIO DEL REALISMO SOCIAL FALLECIDO  UN 10 DE SEPTIEMBRE DE 1923

 

Para la literatura chilena, es imposible no recordar el día en que partió al firmamento Baldomero Lillo, un 10 de septiembre de 1923. Su obra, siempre, será recordada entre los y las lectores escolares y cientistas sociales.

 

La obra de Lillo detalla en profundidad el dolor de la clase agobiante y el desmedro y la indiferencia de la clase opresora. Ambas, relacionan el actuar específico al tipo de clase que acontece entre los vaivenes de la corriente naturalista. Así, es lo propio de cada clase, como una fotografía única que reafirma el desconsuelo y los deseos de esperanza para iniciar la Revolución del Proletariado, de la cual nunca existió hasta nuestros días.

 

Cómo no recordar al niño en la compuerta N°12 de la mina, o de cuántos  padres de familia murieron al inhalar el gas grisú junto a tantas aves que entregaba el silencio del inicio, o las infinitas oscuridades y derrumbes de una mina que no tenía más salida que el ángel de la muerte, e innumerables actos que enmarcaron realidades muy deplorables a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

 

“Lo que decidió su vocación como escritor fue su observación directa de la vida miserable de los mineros. Fue un penetrante observador de la vida. No manejo grandes ideas ni filosofías. Era la realidad lo que le interesaba por sobre todo.” Mencionaría Samuel Lillo, hermano de Baldomero. (1)

 

Entre las obras más destacadas del escritor chileno: Subterra (1904), Subsole (1907), Inamible (1907), Relatos Populares (1947), El hallazgo y otros cuentos del mar (1956), La Hazaña (1959), La pesquisa trágica (1964). Como se puede apreciar, algunos escritos fueron publicados en posteridad a la fecha de su muerte, no obstante las primeras dos publicaciones manifestaron el realismo social de la época, y como resultado colectivo, Lillo alcanzó la fama.

 

Fuentes: (1) Comentario y Criticas a Baldomero y sus obras.

http://claudio-portafolio.blogspot.com

(*) Francisco Díaz  Céspedes , es profesor y Magister en Filosofía de las Ciencias. Universidad de Santiago.

Autor de “Salvajismo en el Recreo” Una mirada  desde las Ciencias Sociales (2012),”A -Poesía” ( 2017)  y “Claudio Gay y los primeros pasos  de la Ciencia moderna  en Chile” (2018)

 

 

 

 

 

 

 

¡ SI LEONARDO DA VINCI ESTUDIARA EN EL SIGLO XXI !

 

Leonardo di ser Piero nació en Vinci, una provincia de la bella Florencia, el 15 de abril de 1452. Sus contemporáneos lo conoceríamos como el Hombre Universal, representado en el boceto Hombre de Vitrubio que resalta las innumerables cualidades científicas de la época renacentista. Si da Vinci fuese un alumno del siglo XXI, es muy probable que en los recreos lo viéramos pensando en los pasillos, dibujando en su libreta “todo lo que se mueva”, visitando los laboratorios y observando las estructuras del colegio; y los resultados de sus investigaciones serían completamente integrales, y solicitaría a los profesores tanto de los departamentos de humanidades como ciencias formales analizar ciertos fenómenos para que sean publicados en español e inglés en un boletín propio de la unidad educativa.

 

Da Vinci entendía que naturalmente los hombres valientes desean saber lo desconocido, y que este conocimiento debía ser demostrado con matemáticas para tener una experiencia previa a lo que se fundamenta como leyes científicas, por lo tanto, el Hombre Universal definía que la sapiencia es la hija de la ciencia.

 

Si Leonardo estuviera sentado a lado tuyo en el salón de clases, él te solicitaría silencio, apaga el celular y no comas tanta azúcar, concentrémonos y escuchemos al profesor, porque es lo más importante del día, tal como lo realizaba con su maestro Andrea de Verrocchio (1435-1488) de quien aprendió a cuestionar y calcar el mundo. El pensamiento del florentino era muy similar a lo que nosotros intentamos de aprender durante la jornada escolar: el amor intelectual a la naturaleza y un amor dirigido a reproducir sus formas, y ser parte de ellas.

 

Da Vinci te hubiese invitado a que participes en todos los talleres y reforzamientos, porque -según él- el tiempo no supera la realidad, sino que tú lo construyes a medida que tus capacidades se vuelvan más perfeccionistas, y cuando sean éstas satisfechas sonreirás como la primera vez que lo intentaste. Y si fracasas en ello, por las notas o simplemente por frustraciones o desánimos, aquel Hombre de Vitrubio te dirá: -“Si nos entregamos a la práctica sin ciencia, somos como el navegante que se embarca en una nave sin remo ni brújula.”

 

Leonardo da Vinci encontró la sapiencia en sus padres y profesores, y con ella siempre iba experimentando, dos, tres y cuántas veces sea necesario, pero siempre respetando al más débil porque él también lo era. Aquella mañana, el 2 de mayo de 1519 en la ciudad de Amboise (Francia) el Hombre Universal cerró sus ojos para no volver a despertar; aunque si cerramos nuestros ojos y pensamos en él, nos daremos cuenta que estamos más conectados que nunca, y cuando verdaderamente estudiemos, el Genio Universal estará diciéndote: ¡no aflojes, porque lo vamos a superar!

 

Por Francisco Díaz.  Profesor y Magister en Educación

Fuente:

Martínez, E. Cuentos del Renacimiento Italiano. Ediciones Gadir. Madrid. 2012 pp.152-161.

Da Vinci, L. Cuadernos de Notas. Ediciones Edimat. Madrid. 1999. Extracto.

Por qué los profesores temen a la evaluación docente o al acompañamiento en el aula

 

Es muy común que en las salas de clases los profesores y las profesoras tengan evaluaciones docentes, y ésta comienza por la visita del encargado de la Unidad Técnica Pedagógica (U.T.P.) en cualquier día lectivo de la jornada escolar, sea con anticipación previa de planificación o sencillamente la famosa “visita sorpresa.” Un testimonio, nos introduce a reflexionar en este tema:

“El o la jefe(a) entra al aula, se sienta atrás y no realiza pestañeo alguno mientras observa tu clase. Te colocas nerviosa, y observas el reloj y sabes muy bien que te quedan 80 minutos para dar lo mejor de ti. Los estudiantes tienen un comportamiento similar: “como una clase normal”, pero ellos saben muy bien que alguien está al final del pasillo, con un cuaderno que anota ¡quizás que cosa! Él o ella no emite participación alguna, y sus gestos son de un profesional de alta alcurnia. En ese mismo momento, te cuestionas si eres un buen o mal docente.”  Nos comenta un colega de la comuna de Maipú.

En cierto sentido, la evaluación docente, teóricamente, es un elemento de la cultura evaluativa, es una singularidad de la concepción institucional sobre la evaluación de desempeño docente. Por tal razón el acompañamiento, es un aspecto que ayuda en la evaluación formativa, para que de esta manera los profesores cuenten con elementos sobre su actuación y puedan hacer a tiempo las modificaciones pertinentes, para propiciar así los medios de un mejor aprendizaje e incentivar la búsqueda de una cultura educativa.(1)

De la teoría a la práctica, existe un estrecho tan amplio que no se considera en el discurso del acompañamiento, ya que el profesor o la profesora está siendo parte de un cuestionamiento paulatino de su labor. ¿Cómo es posible que otro profesional de la educación, y más aún su jefe o jefa, no presente una viabilidad de participación activa en el salón de clases, es decir, una co-docencia para apoyar y empoderar al docente evaluado.

“Cuando intenté involucrar a mi jefe(a) de U.T.P. en la asignatura de Lenguaje, él me respondió: ¡Yo sólo vengo a observar la clase! Los niños rieron sigilosamente y proseguí con la clase. Al finalizar, no me comentó nada. Pasaron cuatro días de preocupación, no almorzaba y si tomaba once, pensaba: ¿Lo habré hecho bien? ¿Tuve dominio de grupo? ¿Solucioné la indisciplina del alumno?… y otras tantas interrogantes que no lograba responder con claridad. Posteriormente llega el día, en que te llaman para ir a la oficina, y comienza la famosa “retroalimentación pedagógica” y Escuchas el bla bla bla…, y lo único que deseas es que al final, te digan: ¡Muy buena clase! Y si no es así, llegas a tu casa a buscar empleos posibles en Internet, porque realmente esta situación te hace replantearte como profesor.” Nos comenta tristemente el colega de Maipú.

En síntesis, la evaluación docente o el “acompañamiento en aula” responde a una necesidad institucional que tiene por objetivo: evaluar el rendimiento del capital humano de trabajo, debido a que las nuevas políticas institucionales, refieren a lo que está sucediendo dentro del aula. ¿Y qué sucede fuera del aula, los  alumnos(as) piensan realmente en estudiar?

El discurso que se implementó a la fecha: ¡La educación la hacen los profesores y punto! No señor lector, la educación la hacemos todos, porque todos somos responsables por todos.

 

 

Francisco Díaz es profesor (USACH) y Magister en Educación ( USACH)

Fuente (1): Rodríguez, J. y Orobio, A. El acompañamiento como estrategia de evaluación docente para el desarrollo profesional. Actualidades pedagógicas N°56.2010. p.102.

Súper Lunes, Súper clases

 

Este “Súper lunes” 5 de marzo de 2018, hará “tiritar” a las autoridades políticas principalmente en el tránsito vial. ¿Cómo puede ser posible esta situación, si a la fecha llevamos más de dos décadas hablando de lo mismo? Sin comentarios. Cabe destacar que nuestra comuna no está ajena de ello, ya que nuestras avenidas aún permanecen en remodelación y reconstrucción. ¿Quién paga el “pato”? Nuestros niños y niñas por supuesto.

 

Entrando en materia de educación, la Agencia de Calidad de Educación publicó en su Boletín informativo las siguientes propuestas para este inicio de año escolar:

 

“Convivencia, dimensión clave en la transición  de educación parvularia a 1° básico”:

 

-Establecer continuidad entre algunos Objetivos de Aprendizajes referidos a la convivencia, defendiendo en conjunto su progresión desde los niveles de transición a primer año básico.

 

– Analizar y definir algunas normas de convivencia comunes entre los niveles transición y 1° básico, las que deben elaborarse conjuntamente con niños y niñas, las familias y apoderados de ambos niveles educativos, y quedar establecidas en el Manual de Convivencia Escolar del Establecimiento.

 

– Desarrollar algunas instancias en conjunto entre ambos niveles educativos, en espacio de aprendizajes al interior del establecimiento, por ejemplo: el huerto, CRA, sala de enlaces o el Patio.

 

– Compartir estrategias de trabajo y participación con las familias, acordando líneas de acción que promuevan y respondan sus intereses por involucrarse y apoyar el aprendizaje y desarrollo de sus hijos e hijas en ambos niveles. (1)

 

La Convivencia Escolar es un tema que no tan sólo se aplica en las etapas de transición y 1° año básico, sino que en todos los niveles educacionales. De hecho las implementaciones de las nuevas políticas educacionales están constituidas en las siguientes leyes: Ley sobre violencia escolar 20.536; Ley 20.370 General de Educación; Normativa que regula los reglamentos internos de los establecimientos educacionales; Ley Nº 20.084 de responsabilidad penal adolescente; Ley Nº 20.201 sobre necesidades educativas especiales de carácter transitorio; y las Orientaciones para la revisión de los Reglamentos de Convivencia Escolar (Nuevo) y la Ley 20.609 de No Discriminación (Nuevo). (2)

 

En síntesis, los Establecimientos Educacionales tendrán la responsabilidad de seguir perfeccionando y materializando las nuevas políticas educacionales referidas a la Convivencia Escolar. No obstante, no tan sólo los alumnos y alumnas aprenden de la convivencia, sino que ésta deben vivirla las familias y todo individuo que circule en nuestras avenidas, sobre todo en el tiempo de la actual remodelación vial de la comuna de Maipú, practicando el respeto y la tolerancia para el buen porvenir de las relaciones humanas.

 

 

Fuente (1) Boletín informativo. Agencia de Calidad de Educación. Febrero de 2018.

(2)http://www.convivenciaescolar.cl

 

Por Francisco Díaz

Escritor y Profesor

¡Stop Viejito Pascuero! La navidad no es sólo tuya

stop viejito pascuero 11

Cuando hablamos de Navidad, a inicios del siglo XXI, a los niños y niñas rápidamente afirman la pronta venida del Viejito Pascuero -como se le conoce en chile-. Éste es una de las imágenes más trascendentales del mundo occidental católico; y se caracteriza, actualmente, como un protagonista panzón, de piel rosada y barba larga blanca, vestido de rojo, botas negras; imagen caracterizada, primeramente, por el caricaturista germano-estadounidense Thomas Nast (1840-1902); y más tarde personalizada por la Compañía Coca-Cola.

Stop Viejiro pascuero - copia

Navidad proviene del latín “nativitas” que significa “nacimiento”. Nacimiento que proviene de la fe cristiana, cuyo motivo es dado a luz: el Mesías, El salvador de los hombres en el mundo (…) con la intención de redimir al hombre del pecado, y que éste sea con Dios en el Reino de los Cielos. Frente a esto, la fecha del nacimiento del Señor Jesucristo no está explícita en la palabra de Dios-La Biblia-. Es por ello, que según La Enciclopedia de la Religión Católica (1), ésta interpreta que los líderes de la Iglesia deseaban “suplantar las festividades paganas por otras cristianas (…). En Roma los paganos consagraban el día 25 de diciembre a celebrar el nacimiento del ‘Sol invencible’” durante el solsticio de invierno.

Stop Viejiro pascuero

Existen diversas versiones sobre el Viejito Pascuero, la más idónea, cuenta que durante el siglo IV en Patara, lugar que hoy conocemos como Turquía, existía un hombre llamado Nicolás de Bari (270-345) que pertenecía a una familia muy adinerada, y se le consideraba muy generoso por sus círculos cercanos. La leyenda cuenta que en una ocasión ayudó a su vecina a celebrar un matrimonio, donándoles monedas de oro dentro de unas bolsas. Bari, posteriormente se dedicó al sacerdocio, por lo que fue nombrado obispo y se convirtió en santo patrón de Turquía, Grecia y Rusia por sus buenas caridades con el pueblo (Foto Titular). A la fecha de su muerte -6 de Diciembre del año 345-(2) se expandió por Europa los innumerables quehaceres de sus pares, asistiendo materialmente a las familias más necesitadas en, especial en la celebración del nacimiento del niño Dios.

En síntesis, diversos medios de comunicación, al menos en Chile, proyectan la imagen del Viejito Pascuero como verdadero ícono de la Navidad; desplazando paulatinamente el credo de la representación del nacimiento de Jesucristo, -independiente de su desconocida fecha de nacimiento-. Esperemos que de aquí a unas décadas más las nuevas generaciones aun tengan en su consciente imaginario lo que significa un pesebre y, a su vez, los valores que personifican a la familia, y no al consumo hedonista de los Mall o Plazas Comerciales, temática que ni siquiera simbolizan el actuar de “Reyes Magos”.

Fuente: (1) Cf. http://www.bibliotecavirtualdeandalucia.es/ pp. 45-63.
(2) Cf. Limone, O. (2000). Nicolás de Bari. En Leonardi, C y otros.
Diccionario de los Santos, volumen II. Madrid: San Pablo. pp. 1757-1761.

francisco-diaz-cespedes

Acerca del autor Francisco Díaz es Profesor y Escritor

8 de diciembre: Un dato cultural de fe

8 de diciembre imagen templo votivo

El peso de la cultura es mayor a todas las transformaciones que el hombre puede hacer”, escribiría el estadounidense Norman Spinrad en “Mexica”-libro que narra la conquista de Hernán Cortez a tierras americanas- que nos sitúa en un orden cronológico para entender y comprender el fenómeno de la fe en tiempos de siembra y de cosecha.

Cabe destacar, que este 8 de diciembre es uno de esos días, más que, importantes para el mundo católico. Desde que nacemos, se nos ha enseñado este día como “La Inmaculada Concepción”, tal como lo expone la Bula Ineffabilis Deus (1854):

“(…) Para honra de la Santísima Trinidad, para la alegría de la Iglesia católica, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra: Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles.”(1)

Acto que materializamos como feriado nacional, y una víspera en que miles de peregrinos se desplazan al Santuario Nacional Templo Votivo de Maipú, El Santuario de Nuestra Señora Purísima de lo Vásquez – iglesia ubicada en la localidad de Lo Vásquez, comuna de Casablanca- o en el Cerro San Cristóbal, A pesar, de que la tendencia sensacionalista de los ciudadanos chilenos, por lo general, expresan ser católicos y no asisten a la iglesia, pero aun así muchos de ellos cumplen con este mandato.

En síntesis, La Inmaculada Concepción es un dogma de la Iglesia Católica que sostiene que María, madre de Jesús, no fue alcanzada por el pecado original, sino que desde el primer instante de su concepción, estuvo libre de todo pecado para tener al hijo de Dios. Frente a esto, es de merecido respeto aceptar las creencias y nociones de las personas, principalmente los jóvenes que en diversos colegios católicos participan de este gran evento, como lo es el caso del Colegio Carolina Llona que año tras año camina para consolidar la fe en tiempos de siembra y cosecha cultural.

Fuente: “Bula de 8 de diciembre de 1854” Por Pío IX PP.

francisco-diaz-cespedes

Francisco Díaz es escritor y profesor

EL COMPROMISO Y ETICA DEL PROFESOR

profesora muere

PROFESORA MUERE TRAS RESCATE DE SU ALUMNO DE 8° AÑO BÁSICO

Es imposible para un educador(a) no comprometerse con los estudiantes cuando están en peligro. Fue el caso de la profesora Doris Ahumada Carrasco (62 años) quien salvó a un estudiante de 8° año básico del Liceo Emilia Lascar (comuna de Peñaflor) de las marejadas de El Tabo, en donde se realizaba la famosa “Gira de Estudio”.

Alrededor de las 13.00 del día sábado 11 de noviembre del año en curso, un grupo de alumnos estaban en la orilla de la playa “La Castilla” junto con apoderados y profesores jefes. Entre algunos testimonios: un alumno fue arrastrado por una ola hacia el mar, y de inmediato la profesora Doris fue en rescate. La mujer logró tomar al estudiante y lo empujó hacia la orilla –logrando salir el joven ileso-, no obstante ella no pudo mantenerse y quedó sumergida varios minutos. Un bañista que estaba en la playa tomó a la educadora, pero ella se encontraba en estado convaleciente, aunque se le practicaron maniobras de reanimación, la profesora falleció al llegar al Hospital de San Antonio.

El teniente de la Capitanía de Puerto de Algarrobo, Felipe Rojas, comentó que: “ella pudo haber estado a pocos metros de la orilla, pero, por las condiciones de la playa, puede ser que una ola no la haya dejado salir. Más las investigaciones continuarán.” Por otra parte, el edil de Peñaflor, Nibaldo Meza Garfía, declaró duelo comunal y entregará una medalla de reconocimiento que año a año se entrega al profesor más destacado.

La profesora estuvo 38 años al servicio educacional, del cual ya estaba tramitando su jubilación, un verdadero ejemplo de compromiso con y para la humanidad; por ello, esperemos que los chilenos y chilenas de este país tomen consciencia del valor docente, no podemos hacer “vista gorda” a este trágico acontecimiento. Reflexión de ser aún más aún considerados con vuestros profesores y profesoras en la sala de clases o en cualquier lugar que se imparta un diálogo, un aprendizaje. Así, el privilegio de la vida es dar en esencia, “dar hasta que duela”, y cuánto más dio la educadora Doris. Un mártir digno de seguir sus pasos. Fuerza a la Familia de Doris Ahumada.

francisco-diaz-cespedes
Francisco Díaz es profesor y escritor.

Comunidades de Aprendizaje: El nuevo modelo de enseñar

comunidades de aprendizaje 1

Las Comunidades de Aprendizaje es un nuevo modelo de enseñanza que se está practicando en diversos establecimientos del país; propone una transformación social y cultural desde la escuela, y que se expande a toda la comunidad a partir de la participación de familiares y voluntarios en las decisiones y actividades de la Unidad Educativa. Como objetivo focaliza la eficacia, equidad y cohesión social de los alumnos y alumnas, mejorando el aprendizaje y la convivencia.

El profesor en Educación General Básica Rony Morapastén Kalvis, precursor de grupos interactivos en la asignatura de inglés en la Escuela San Agustín de Cerrillos, nos menciona que: “Las comunidades de aprendizaje permiten tener una convivencia armónica en el aula, ya que es clave para que los niños y las niñas puedan adquirir de forma fluida los contenidos propios de un segundo idioma que propone el Mineduc. Es por esto, que la estrategia que he utilizado es de grupos interactivos, cuyo sustento teórico es la Interacción Simbólica, tesis del psicólogo educacional Mead, quien define: que la sociedad está dentro del individuo en forma de “mí”. Existe una interacción continua entre la persona y la sociedad, no sólo exteriormente, sino también dentro de cada uno y cada uno de nosotros. Él sugirió que la persona puede entenderse sólo como miembro de la sociedad y que sus pensamientos y actitudes son el resultado de un proceso de desarrollo mediatizado por el lenguaje. Es decir, el lenguaje es por excelencia el instrumento de educar”.

Así, el modelo dialógico también propone principios utópicos que pueden ser materializados en el transcurso del día a día. Estos son: Dialogo Igualitario, Inteligencia Cultural, Transformación Igualitaria, Desigualdades Sociales y Dimensión instrumental, Creación del Sentido, Solidaridad e Igualdad de Diferencias. Principios implementados y trabajados explícitamente e implícitamente en diversos proyectos educativos en el país; en nuestra comuna destacan los Establecimientos Los Bosquinos y Escuela General San Martín dado sus prestigios de entrega con la comunidad –“más allá de la escuela”-, debido a que logra un quiebre más que convencional a la tradicional metodología educativa.

Por lo general en la nueva praxis educativa que está promoviendo el gobierno, los educandos se sientan en grupos y proceden a realizar “juegos de aprendizaje”. Por ejemplo, en el caso de la asignatura de inglés empleada por Morapastén, ejecuta segmentos de actividades en que reafirma que el lenguaje es la posibilidad de acceso a la información básica que todo alumno(a) debe conocer y que le permitirá una comunicación más “directa” para enfrentar las próximas sucesiones de aprendizajes.

En síntesis, las fortalezas del modelo de Comunidades de Aprendizaje articulan un equipo profesional educativo para planificar los contextos de dialogo y los contenidos de aprendizaje entre y para con los estudiantes, lo que facilita el trabajo colaborativo desde la niñez. No obstante, los cambios de paradigmas son muy complejos de asimilar, desde las ciencias sociales y más aún en la ciencia de la educación, debido a que existe una resistencia por parte de los profesionales de la educación para internalizar este teórico modelo. Esperemos que el siglo de las luces vuelva a las colectividades educacionales y seamos parte del sueño de Rousseaus.
Por Francisco Díaz

Acerca del autor

francisco-diaz-cespedes
Francisco Díaz Profesor y Escritor. Candidato a Magister en Educación ( USACH)