Tag Archives: SESEGOG Fondo de Medios 2018.

SITIOS DE LA BATALLA DE MAIPÚ : CAÍDA Y MUERTE DE SANTIAGO BUERAS Y AVARIA

 

SANTIAGO BUERAS : “EL HÉRCULES CHILENO”Y TAMBIÉN  “EL HUASO BUERAS” 

Poco es lo que se conoce con exactitud de Santiago Bueras y Avaria, nacido un 7 de mayo de 1786. Hijo de Francisco Bueras de la Maza y Josefa Avaria, provenía de una familia terrateniente dueña de la hacienda Quilimarí, ubicada en las cercanías de Los Vilos. A la edad de doce años, el pequeño Santiago es matriculado en el Real Colegio Seminario, donde recibirá una rigurosa educación religiosa e intelectual, para posteriormente ingresar a la Universidad de San Felipe a cursar estudios de teología, los que verá truncados por el fallecimiento de sus padres, razón por la cual deberá hacerse cargo, con tan solo 16 años, de la administración de sus tierras.

 

Las tempranas responsabilidades forjan en el joven Santiago Bueras un carácter fuerte y aguerrido. A este rasgo debe sumarse una exuberancia física poco frecuente: un metro 95 de estatura y una gran fuerza que lo llevan a ser conocido como “El Hércules Chileno”; el contacto con la vida campesina, además, desarrollará en él un apego a la tierra y a sus tradiciones más genuinas. Junto a la gente de su hacienda, no era infrecuente verlo cabalgando, arreando animales o degustando comidas y brebajes típicos. Esta cercanía con el mundo campestre lo hará acreedor de un nuevo apodo, quizá el más conocido: “El huaso Bueras”.

 

Incapaz de abstraerse al contexto se su tiempo, las labores agrestes del veinteañero criollo fueron dando paso a inquietudes libertarias. En diciembre de 1810, momento en que se crea el primer batallón de infantería chileno, bautizado como Granaderos de Chile, Santiago Bueras se transforma en uno de los primeros enrolados. En virtud de su educación, es nombrado subteniente de infantería. Bajo su cargo, comandará las primeras arremetidas contra las fuerzas españolas, realizando una guerra de guerrillas cuya misión era desabastecer a las tropas enemigas, acciones heroicas por las cuales será nombrado teniente coronel, en 1814.

 

CAÍDA Y MUERTE EN EL FRENTE DE BATALLA

 

Durante el 5 de abril de 1818, iniciada la batalla en los llanos de Maipú, se produjeron diferentes movimientos estratégicos. La artillería del Ejército Unido de Los Andes  y el Ejército Chileno se empeñó en mermar la resistencia realista. A su vez, la infantería patriota ejecutó un avance hasta quedar frente a frente a la división realista comandada por Morgado. Mientras tanto, la división española al mando de Ordóñez cambió el frente de sus batallones y comenzó a sobrepasar la línea patriota; de lograr su propósito, abriría un flanco de ataque que hubiese debilitado al ejército independentista. Fue aquí que el avance de Ordóñez logró ser repelido gracias a la intervención de Bueras, quien, agrupando a su tropa, se lanzó al ataque con el escuadrón Cazadores. Bueras, que había quebrado su sable en el desastre de Cancha Rayada, portaba en esta confrontación decisiva una segunda espada, a modo de reserva, con las cuales redobló lucha, doblegando al enemigo que, en franca retirada, se replegó hacia el sur. La carga del escuadrón Cazadores acabó por definir la batalla en favor de la causa patriota, pero no sería este un triunfo sin bajas sensibles, pues en el ímpetu del combate una bala atravesaría el pecho de Santiago Bueras y Avaria, convirtiéndose así en el gran héroe caído en suelo maipucino.

SANTIAGO BUERAS Y AVARIA : EL PATRIOTA OLVIDADO