Lunes 29 de Noviembre de 2021
  • UF: $30.749,56
  • Dólar: $829,94
  • UTM: $53.476,00
Santiago de Chile
+16°C

Alta: +15°

Baja: +11°

Juv, 01.07.2021

Alcohol y alcoholismo nada nuevo en la comuna: La Ley de Cantinas de 1915

Cuando no era el robo de gallinas, la crecida de los canales o las reparaciones viales, el gran flagelo que desvelaba a las autoridades comunales y a los vecinos de buen vivir era la proliferación de cantinas y tugurios varios. Tal vez por este motivo, en la sesión celebrada el 5 de julio de 1915 el alcalde titular Víctor Infante Cerda, secundado por los subrogantes Joaquín Walker y Juan Errázuriz, concentró todos sus esfuerzos por poner coto a dicha situación.

Haciendo uso de la palabra, Infante Cerda expuso con elocuencia los alcances del problema. Circunspecto, dejó de manifiesto la existencia de cantinas en mayor número de lo que las leyes permitían; sin titubear, denunció a los cantineros por su ánimo de lucro e irresponsabilidad al ubicarse en las zonas más populosas, promoviendo el alcoholismo, espectáculo repugnante que corrompía las costumbres, generando pobreza, desorden y disipación. Como gobernante, añadía, era su misión precaver semejantes daños sociales, pues el vicio de la embriaguez, a su juicio, tomaba cada día mayores proporciones, debido a las facilidades que los comerciantes encontraban de parte de la autoridad local. Su alocución finalizó con un certero diagnóstico sobre los resquicios legales en que incurrían los propietarios de estos boliches, mediante la patente de menestras, por la cual la cantina poseía giro de establecimiento de comidas, gravando así menores impuestos.

Sin espacio para cuestionamientos ni relativismos, el plenario acordó entonces la creación de la Ley de cantinas, que en su artículo primero consignaba categóricamente: “En la comuna no podrá instalarse mayor número de cantinas que las que corresponden a su población.” El decreto hacía especial llamado a los vecinos para denunciar ante la policía a todo local irregularmente asentado. Dada su naturaleza conflictiva, la cantina debía ser un negocio de patente exclusiva, impidiéndose cualquier martingala jurídica.

La ordenanza buscaba la estandarización de este tipo de emprendimientos, exigiendo características específicas en su artículo cuarto, inciso a: “La pieza en que se tenga la cantina estará en comunicación inmediata con la vía pública sin reja o cerca que la separe y deberá tener su cielo entablado, sus murallas blanqueadas y el piso enladrillado o entablado.”

En ese mismo sentido, la regulación estaba pensada para ejercer un estricto control, por lo cual la visibilidad era condición sine qua non, tal como lo señalaba el inciso c del anterior artículo: “Es prohibido tener mamparas, biombos, cortinas, plantas u otro objeto que desde la calle impida a la autoridad ver el interior del establecimiento y las personas que en él estuvieren”.

Consciente de las trifulcas que la ingesta de alcohol generaba en los parroquianos, el artículo séptimo indicaba expresamente que “las mesas y sillas, estarán adheridas al suelo, de modo que no puedan moverse ni variar su ubicación, la que siempre deberá ser en puntos que desde la calle puedan inspeccionarse”.

A la dictación de esta ley le seguiría, un año después, un decreto que regularizaba los horarios de atención, como así también un decreto que restringía el tránsito de carretones y carretelas que expendieran alcohol de manera ambulante. Medidas efectivas o no, en el registro correspondiente a 1917 catorce son las patentes de cantina en funcionamiento dentro de la comuna de Maipú.

Acerca del autor :edo
Eduardo Montalbán Marambio es Licenciado en Letras ,Universidad Católica y Magister en Literatura.Universidad de Chile

Artículo forma parte del Proyecto “Crónicas Municipales. 120 años del municipio de Maipú”.

SESEGOB LOGO
Fondo de Medios de Comunicación Social año 2014
Ministerio Secretaría General de Gobierno
Gobierno Regional Metropolitano

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Comentarios

Lo más Visto

A %d blogueros les gusta esto: